| 29 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Alejandro Fernández.
Alejandro Fernández.

El portavoz del PP catalán enmudece al independentismo en un minuto letal

“Siento el calor de millones españoles, ese calor que no sentirán ustedes ni el más lujurioso sueño húmedo, así que menos lobos y más humildad”, responde Alejandro Fernández

| E. M. España

El presidente del PP de Cataluña y portavoz en el Parlament de esta formación, Alejandro Fernández, ha vuelto a demostrar por qué entre la clase política catalana es considerado uno de los mejores oradores. Fernández ha destrozado en su última intervención en la Cámara a los independentistas que se vanagloriaban de que sólo representa a 110.000 catalanes. Y lo ha hecho con su tradicional verbo sutil y afilado.

“Efectivamente sólo nos votaron 110.000 personas, pero cuando intervengo no el calor no sólo de esas 110.000 personas sino de muchas miles más en Cataluña que aunque no me votaran se sienten catalanes y españoles, y además siento el calor de millones de españoles que quieren que catalanes y españoles sigamos juntos. Ese calor no lo sentirán ustedes ni en sus más lujuriosos sueños húmedos, así que menos lobos y más humildad”, es el alegato de Alejandro Fernández contra el independentismo que pretende menospreciar a los votos que representa.

El líder del PP catalán no se arruga y echando mano de ironía ha contestado que “tienen ustedes que comer mucha Nocilla para callarme”, haciendo una intervención a favor del respeto de las minarías en una democracia. “Es la cuarta vez que ERC o Junts en esta legislatura descalifican nuestras opiniones por nuestros resultados. Efectivamente somos minoría en este Parlament. Ustedes lo son en el Congreso y yo jamás los he despreciado por eso”, ha recordado Fernández.

“Desautorizar mis opiniones por el número de diputados a los que represento demuestra que carecen de argumentos sólidos para rebatirlos y caen en lo más cutre y pueril. Demuestra además su concepto de la democracia, y es que la minoría parlamentaria debe callarse ante su aplastante aritmética, y evidentemente no me voy a callar”, ha zanjado el portavoz del PP.