08 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Iglesias, Montero y Garzón en un mitin de Unidas Podemos.

Iglesias vuelve a ningunear a Irene Montero y Garzón con más galones para Díaz

El dedazo del líder de Podemos vuelve a situarse sobre la ministra de Trabajo. Será ella la negociadora del partido con el líder del PSOE pese a no ser del partido morado ni la jefa de IU.

| M.B España

El rodillo de Pablo Iglesias sigue avanzando en la cúpula de Podemos. Y el líder morado ha vuelto a ningunear a los, en teoría, pesos pesados de Unidas Podemos en el Consejo de Ministros, Irene Montero y Alberto Garzón.

Tras ser traicionados con la elección de Yolanda Díaz como su sustituta en la Vicepresidencia, Iglesias designa también a Díaz como la interlocutora única con Pedro Sánchez a partir de ahora.

PSOE y Unidas Podemos dan así ya por zanjada la polémica sobre los cambios que va haber en el Gobierno por la futura marcha a Madrid del vicepresidente segundo. Eso sí, Iglesias avisa de que independientemente de que Yolanda Díaz ocupe la vicepresidencia tercera y no la segunda, será ella la nueva interlocutora de los morados con el presidente, y eso la situará por delante cuando se trate de abordar negociaciones entre las dos formaciones.

 

En todo caso, fuentes del partido morado admiten que no merecía la pena hacer una batalla por el rango que debía ostentar Díaz como nueva líder de Unidas Podemos dentro del Ejecutivo, en aras de inaugurar con buen pie la nueva etapa que se abre en la coalición. De esta forma, tanto Irene Montero como Alberto Garzón son desplados a un segundo plano pese a su antiguedad y sus galones internos.

Es más, Moncloa espera que la actitud que ha tenido Iglesias en esta negociación sea la tónica general en esta nueva etapa, y haya más tranquilidad en la relación con sus socios, sobre todo teniendo en cuenta que el de Díaz es un perfil diferente al de Iglesias, más dialogante, como ha demostrado en su labor como ministras de Trabajo, con sus numerosos pactos con los agentes sociales.