23 de Abril de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Sánchez, este martes en Moncloa.

Sánchez ningunea a la Audiencia y blinda a Marlaska en el gobierno

El presidente une su futuro al de su "achicharrado" ministro del Interior y ningunea el varapalo judicial por el "caso de los Cobos". Reafirma en su cargo al cuestionado jefe de las FSE.

| J.R.V España

 

Ni el varapalo judicial de un tribunal como la Audiencia Nacional, ni los antecedentes de un ministro achicharrado y sobre el que pesa la amenaza de reprobación, ni el malestar que crece en la Guardia Civil tras declarar la Justicia como ilegal el cese del coronel Diego Pérez de los Cobos, ni el presunto nuevo listón ético del Gobierno progresista.

Ninguno de esos argumentos han servido para que Pedro Sánchez prescinda de su más que cuestionado ministro del Interior. Más aún, obviando la demoledora resolución firmada por el magistrado Celestino Salgado, el líder del PSOE ha renovado su "confianza" en Fernando Grande Marlaska, en sus primeras manifestaciones sobre el varapalo judicial del pasado miércoles.

"El ministro del Interior cuenta con toda mi confianza", ha subrayado Sánchez, repitiendo el final de su frase: "Con toda mi confianza".

El jefe del Ejecutivo se ha limitado a responder de esta forma en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros al ser preguntado sobre la sentencia que anula el cese de Pérez de los Cobos como jefe de la Comandancia de Madrid cuando se investigaba la manifestación del 8-M y el inicio de contagios por el Covid.

Las palabras de Sánchez llegan un día después de que el propio titular del Interior asegurara desde Teruel que no tiene "ninguna voluntad" de dimitir, tal y como le exigen varios partidos de la oposición.

"No tengo ninguna voluntad de dimitir, sigo trabajando", respondió el ministro a preguntas de la prensa, añadiendo que el Gobierno no hace valoración de resoluciones judiciales.