26 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Rosa María Artal

Rosa María Artal insinúa que la derecha quiere dar un golpe de Estado

La periodista, que fue integrante de las listas de Podemos, considera que existe un "ruido de sables" que amenaza a la democracia alentada por la derecha.

| A. J. España

"El clima que se vive en España es prebélico, de crispación máxima y extrema zozobra".  Ese es el diagnóstico de la periodista Rosa María Artal que considera que "los derrotados por la democracia rugen contra el Gobierno nacido de las urnas". Un "ruido de sables", que a su juicio está alentado por la derecha con la intención de dar un golpe de Estado.

Lo ha asegurado en su artículo publicado en Eldiario.es, donde la excandidata de Podemos al Congreso y propuesta por la formación morada para dirigir RTVE, ha insistido en que "las tripas de España albergan siempre el monstruo de la involución que jamás se ha castigado siquiera".

 De hecho, ha intentado establecer una analogía entre la situación actual y la de meses antes del 23F, cuando Adolfo Suárez consideraba que "pensar en un golpe es ciencia-ficción". Sin embargo, considera que a día de hoy "el diagnóstico del problema no puede estar más claro. Y se afianza con los años, los meses y los días de impunidad. Mañana será tarde, venimos diciendo y pasa el tiempo y la situación empeora".

Así, ha relatado que todo empezó cuando "el diputado Tomás Guitarte, de Teruel Existe, tuvo que dormir la víspera oculto y custodiado por la Seguridad del Estado" y "el ruido de sables no ha cesado durante todo el año", poniendo como ejemplo a "un número notable de militares golpistas jubilados, aunque con derecho a uniforme y armas" que "han escrito al Rey Felipe VI para que tome cartas en el asunto".

Mientras tanto, señala directamente a Ayuso, afirmando que "apoya el manifiesto golpista desde el Madrid-Estado que quisiera" y a Pablo Casado, del que dice que "llamó "a defender la libertad", su concepto de libertad, como el bien por el que merece arriesgar la vida".

De hecho, asegura que Ayuso tiene "muy pocas luces y mucha osadía y ganas de bronca", mientras que critica la "tibieza democrática y los hiperbólicos saltos de opinión" de Casado.

También añade en su grupo de apoyos al golpe a los 52 diputados de Vox que, a su jucio, "son franquistas-fascistas sin duda", a la vez que asegura que "el centrismo" de Ciudadanos "es un espejismo".

Por ello, considera que la oposición, al igual que los medios que no comulgan con el Ejecutivo, "supuran furia por la realidad que les quema y se llevan tragando a disgusto casi un año pese a sus titánicos esfuerzos por tumbar al Gobierno, sin empacho de usar incluso una pandemia. Pero se sienten heridos y son peligrosos", ha zanjado.