26 de Julio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
César Zafra, en el centro, entre Edmundo Bal e Inés Arrimadas
César Zafra, en el centro, entre Edmundo Bal e Inés Arrimadas

Rebelión en Cs: dimite César Zafra con un mensaje de fondo a Arrimadas

La dirección madrileña de Ciudadanos se queda descabezada con dos bajas cruciales que sacan a la luz su enfrentamiento con la cúpula que rodea a Arrimadas.

| Javier Rodríguez España

César Zafra ya no es el hombre fuerte de Ciudadanos en Madrid ni Miguel Ángel Martín Perdiguero, vicealcalde de San Sebastián de los Reyes, su mano derecha. Ambos dimitieron anoche de todas sus funciones en un tenso Comité Regional del partido que también puso fin a la carrera política de su cara más visible desde 2016, Ignacio Aguado.

Aunque la decisión aún no se ha hecho pública, fuentes del partido han confirmado ambas bajas a ESdiario, aunque por razones bien distintas a las de Aguado. Tanto Zafra como Perdiguero resumen la temperatura existente en Cs Madrid con la dirección nacional, a la que hacen responsable de la "horrible campaña" y de la errática estrategia emprendida que se saldó con la imposición de Edmundo Bal como candidato y el fracaso en las urnas.

 

"No es tanto a Inés Arrimadas como al grupo que la rodea, que ha mangoneado todo y ha ignorado por completo a Madrid", explican las mismas fuentes. El respeto a la presidenta del partido sigue existiendo, pero no así al rumbo que ha emprendido o, creen la han hecho emprender.

En manos de Villacís

En todo caso, y a falta de detalles, Ciudadanos se queda descabezado en la intendencia, pues la salida de Zafra de la dirección regional saca de la ecuación al dirigente que, no sin detractores, ejercía de amalgama entre la central y las delegaciones locales y entre el partido y la Asamblea de Madrid.

Cs queda ahora en manos de Begoña Villacís, sin duda un gran valor, pero con poco más alrededor y la sensación de fin de ciclo: los puentes entre Madrid y la dirección nacional están prácticamente rotos y la posibilidad de recuperar la autonomía, que explica la salida de Zafra, más un paso hacia atrás para coger impulso... si acaso existe aún esa oportunidad.