26 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Rodrigo Rato, al salir de permiso en octubre

Rodrigo Rato reaparece con un cortante mensaje a Pablo Casado y Santiago Abascal

Tras haber recuperado parte de su libertad, el otrora todopoderoso factótum de la economía española regresa a la primera línea con recados tan breves como contundentes.

| C. Novo España

Si alguien conoce los cielos y los infiernos, ése es Rodrigo Rato: de emblema de la Economía en España, admirado hasta el punto de alcanzar la dirección del Fondo Monetario Internacional; a rostro de la corrupción.

El contraste más abrumador en la historia política reciente sigue en prisión por las black card de Bankia, donde fue presidente, aunque ya disfruta de algunas pequeñas "victorias": obtiene permisos de hasta seis días, que disfruta con discreción, y acaba de ser absuelto por la salida a Bolsa del banco absorbido ahora por La Caixa.

Con ese bagaje, ha concedido la primera entrevista en años a La Razón, una charla con la periodista Carmen Morodo donde se intenta mostrar cauto, casi cortante, con pocas palabras y muy medidas. Pero también con mensajes políticos muy contundentes que lo dicen todo sin decir casi nada.

 

Así, por ejemplo, se refiere al actual PP y a su líder, Pablo Casado, que era un joven semidesconocido cuando Rato formó parte del trío más potente de la historia de los populares junto a José María Aznar, el compuesto por él mismo, Francisco Álvarez Cascos y Jaime Mayor Oreja. Aunque a todos ellos se impuso, como sucesor, el entonces inesperado Mariano Rajoy.

Las preguntas de la periodista son bien claras, "¿Cómo ve a las derechas? ¿Se identifica con el proyecto que hoy lidera Pablo Casado?", pero las respuestas no pueden ser más secas: "Las veo. Desde 2014 no pertenezco a ningún partido", se limita a decir.

Y no mucho más quiere valorar a Santiago Abascal, exmiembro del PP, fundador y presidente de VOX, su gran rival en esa parte del electorado; cuando le preguntan por su futuro: "Parece que tiene votos", se limita a señalar, quizá sugiriendo mayor "aprecio" político por él que por el líder de su antiguo partido.

Rato teme que España no supere la crisis económica y lanza un negro futuro sobre las consecuencias de este Gobierno

Donde sí se explaya Rato es en el análisis de la situación económica, con unas conclusiones nada alentadoras: "Ya somos más pobres. España tardó hasta 2019 en recuperar los niveles de 2008. En 2020 hemos perdido el 14% sobre ese nivel, con una recuperación entre el 5% y el 7% en 2021. En términos de deuda pública, en el periodo entre 2008 a 2020 ha aumentado 80 puntos del PIB. Sin un aumento significativo de nuestro crecimiento potencial no superaremos esta situación".

Sobre el actual Gobierno

Y aunque no quiere arremeter directamente contra el Gobierno de Pedro Sánchez y de Pablo Iglesias, lo hace de forma sutil al destacar los peligros financieros que representa: "Si más intervención se hace a costa de desincentivar la inversión y la contratación privadas será un desastre", denuncia sin ambages.

"Una cosa es que el gasto público aumente ante una caída profunda del PIB, otra, un modelo basado primordialmente en el gasto público en un Estado con un 120% de deuda, solo sostenible por la voluntad del BCE que, no nos engañemos, endurecerá su política. El balance del BCE es propiedad de todos los países euro. Pensar que se mantendrá sine die una compra masiva de deuda de algunos países me parece irreal. Cuanta más deuda nos compren, menos autonomía tenemos", concluye.