| 17 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El Rey Felipe, en verano
El Rey Felipe, en verano

Pedro Sánchez levanta el "castigo" al Rey y le deja ahora ir a Barcelona

Felipe VI podrá ir a la Ciudad Condal a un evento menor, dos semanas después del veto de Moncloa y con el propio Sánchez "controlando" a su lado.

| Yolanda Lorenzo España

La tensión entre Moncloa y Zarzuela es extrema, aunque a los titulares de ambas instituciones les conviene contenerla: Sánchez sabe que la popularidad del Rey es muy superior a la suya y que una palabra suya podría tener unos efectos expansivos de enorme envergadura. Pero Felipe VI sabe que, de no mantener las formas con el presidente, el "ala republicana" del Gobierno atraparía definitivamente al presidente.

El veto del PSOE al Monarca en Barcelona, para acudir a un acto judicial, ha expuesto las diferencias como nunca, con una tormenta de consecuencias imprevisibles que Podemos y el nacionalismo han aprovechado para estirar la cuerda hasta romperla y que Moncloa, de momento, quiere enfriar.

Fuentes del entorno de la Casa Real han confirmado a ESdiario el disgusto del Jefe del Estado con este episodio y su amargura por el papel que pretende darle el Gobierno, tres años después de que lograr sus mayores cuotas de aceptación por su discurso tras el referéndum ilegal del 1-O.

 

Pero no habrá gestos en público que visualicen ese malestar, aseguran. Si uno de cierto desagravio del Gobierno, que llegará el próximo viernes con una visita conjunta del Rey y del presidente a Barcelona que no estaba prevista hace escasos días.

Dos "vetos" en Barcelona

Se trata de la BNEW, Barcelona New Economic Week, un foro económico que presidirá el Rey para entregar sus galardones. Pero de hasta qué punto en un evento controlado por Moncloa, da cuenta el hecho de que ha sido Presidencia, y no Zarzuela, quien ha confirmado la visita de don Felipe: se le levanta el "castigo" sí; pero bajo la estricta supervisión y decisión del propio Sánchez.

La vuelta del Jefe de Estado a Cataluña llega tres meses después de su última visita, en Tarragona, donde ya sufrió el control estricto del Gobierno: ocurrió a mediados de julio y, aunque estaba previsto el paso por Barcelona, se desechó también a última hora alegando razones de seguridad sanitaria por los picos de coronavirus en la zona.