07 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes

El Gobierno se mete en la guerra del fútbol y lanza una advertencia a Florentino

El ministro ha fijado la postura del Gobierno en contra de la competición, alineandose con Francia, Reino Unido e Italia, y exige diálogo entre las "estructuras" para evitar males mayores

| A. Jiménez España

Parece que no hay marcha atrás. La Superliga de fútbol avanza. No es un órdago a la desesperada, sino que los doce clubes fundadores con el Real Madrid de Florentino Pérez a la cabeza va a por todas, creando su propia competición en la que se congregará la élite del fútbol europeo.

Pero el Gobierno ya ha marcado su postura, la misma que la de Francia, Reino Unido e Italia e incluso que la Unión Europea, y no apoyará una competición creada de forma unilateral y sin el consenso de las instituciones del fútbol mundial, porque según el ministro de Cultura y Deportes, José Manuel Rodríguez Uribes, "es un proyecto que nace viciado".

Así lo ha indicado en una entrevista en la Cadena Ser, después de que Moncloa marcase este lunes la postura al respecto en la que dejó claro que "no apoya" la iniciativa, por entender que "ha sido pensada y propuesta sin contar" con las organizaciones representativas a nivel nacional como internacional.

Por ello, el ministro ha explicado que "si es una cuestión de dinero será más fácil, pero si es una cuestión de modelo tendrán que tratarlo", aunque ha mandado un aviso a los clubes que han lanzado esta nueva competición: "El deporte es ética".

 Uribes ha asegurado que "el problema era de origen". "Es una iniciativa que sale viciada", ha insistido, ya que desde el Gobierno, afirma que no se puede "permitir que se tomen decisiones al margen de las estructuras. Las decisiones se tienen que tomar en los órganos de decisión legítimos, no 12 clubes de forma unilateral".

Entre esos doce clubes, hay tres españoles, el Real Madrid, el Atlético de Madrid y el FC Barcelona y por ello, ha pedido a todos los actores del proceso "diálogo", puesto que, a su juicio, "no se pueden hacer así las cosas. Hable y discútanlo. Se puede causar un daño objetivo al deporte, al fútbol, a los futbolistas y a los aficionados".

Así , ha explicado que el en día de ayer estuvo hablando con todos los actores implicados y "todos me dijeron que el diálogo es posible. Ahora es el momento de corregir esta situación y reconducir las cosas. Si no dialogamos vamos al choque de trenes". "Si es una cuestión de dinero será más fácil, pero si es una cuestión de modelo tendrán que tratarlo, pero también es verdad que el deporte es ética", ha añadido. 

Los 20 clubes más importantes de Europa se enfrentarán en la Superliga

Y es que la situación explotó este domingo con el anuncio de la creación de la Superliga. Según el comunicado, la Superliga la disputarán 20 clubes, por lo que habrá cinco que se podrán clasificar temporada tras temporada.

"Participarán 20 clubes, los 15 Clubes Fundadores y otros cinco equipos adicionales que se clasificarán anualmente sobre la base del rendimiento de la temporada anterior. Todos los partidos se jugarán entre semana, todos los clubes seguirán compitiendo en sus respectivas ligas nacionales, preservando así el calendario tradicional que está en el centro de la vida de los clubes". 

Además, este lunes Florentino Pérez desgranó en El Chiringuito las bases de esta nueva competición: "Para hacerlo sencillo, queremos hacer lo mismo que en el baloncesto, queremos ser dueños de nuestro destino, pero tenemos que convencer a todos los estamentos y no va a ser hacerlo como sea, por lo menos ahora", advirtió.

Además, se mostró crítico con la UEFA, a la que pide "ser más dialogante y transparente, y no amenazante". "No tiene una buena imagen a lo largo de su historia. No hay que amenazar y no puede insultar como ha hecho su presidente. Ofrecemos dialogar y un formato que creemos que salva el fútbol", reiteró, "completamente seguro" de que "no se va a echar a ningún equipo de la Champions", y afirmando que los jugadores pueden estar "completamente tranquilos" porque la amenaza de no poder jugar la Eurocopa y Mundial si lo hacen en la Superliga "no va a pasar".

También descartó cambios en las ligas nacionales. "Van a ser como hasta ahora, son una competición muy arraigada. Alguien ha dicho que íbamos a acabar con las ligas, que son el pilar de todas las competiciones", apuntó. "¿Pero cómo no va a ir el Real Madrid con los mejores jugadores? ¿Por qué va a ser peor La Liga? Al principio hubo dificultades con la Euroliga, pero se puede convivir perfectamente", manifestó.

Florentino Pérez: "No se va a echar a ningún equipo de la Champions"

En el otro lado se sitúan los estamentos internacionales, con la UEFA a la cabeza. El presidente del organismo, Aleksander Ceferin, ha advertido a los clubes creadores de la Superliga europea que si optan por seguir adelante con su idea, sus jugadores "no podrán representar a sus selecciones" ni "participar en Eurocopas o Mundiales", y ha tildado el proyecto de "vergonzoso y egoísta", fruto de la "codicia" de unos pocos.

"Mi opinión es que, lo antes posible, los clubes y los jugadores tienen que ser expulsados de todas nuestras competiciones. Los jugadores que participen en la Superliga no podrán representar a sus selecciones ni participar en Eurocopas o Mundiales", declaró tras la reunión del Comité Ejecutivo de UEFA de este lunes.

Así las cosas, parece que el acuerdo es complicado de alcanzar. Los representantes de la Superliga quieren arrancar cuanto antes el proceso, acuciados por los problemas económicos agravados por la pandemia, mientras que desde la UEFA no quieren ver cómo se devalúan sus competiciones. Mientras, el Gobierno ya ha tomado partido: ir en contra.