| 21 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Teresa Ribera
Teresa Ribera

Moncloa vende el tope al gas como un éxito para maquillar el escándalo del CNI

El Gobierno acaba la semana limitando el precio del gas tras el permiso de Bruselas, tratando de desviar la atención de la dimisión de la directora del CNI y de las constantes críticas de Po

| Miguel Centeno España

Pedro Sánchez pone fin a una semananegra” con una buena noticia forzada: el límite del precio del gas a una media de unos 50 euros el megavatio hora durante un periodo de doce meses. Una medida que el Ejecutivo se ha apresurado a aprobar con urgencia en un Consejo de Ministros extraordinario, y que ha sido anunciada por la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

Para Moncloa, este límite de precios supone una respuesta "que tiene pocos antecedentes, o ninguno”, aunque viene gracias al permiso temporal de la Unión Europea que, según el Gobierno, ha entendido "las causas por las que España y Portugal deben contar con esta excepción”, y que será "un paraguas" para proteger a los consumidores domésticos y a la gran industria.

Llega, eso sí, con casi cuatro meses de retraso desde que el propio Ejecutivo anunció que tomaría medidas más drásticas que las anunciadas en el mes de septiembre por Sánchez y que se limitaban a reducir algunos impuestos. Ribera, además, vende la medida explicando que "por primer vez no pagarán los mismos" y que tiene como finalidad "reducir los beneficios extraordinarios de las eléctricas para que haya beneficios para todos”.

De este modo, el Gobierno pone el limite de precios del gas en aproximadamente 50 euros el megavatio hora, aunque a ello se le suma el desacople temporalmente de los precios del gas y la electricidad en la Península Ibérica, que se beneficiará así de una excepción, tal y como se acordó en el Consejo Europeo de marzo. Es decir, que el gas deje de influir tanto en el precio que luego se paga de luz.

Con la escalada de precios de estos meses, en los que el megavatio hora ha superado ampliamente la barrera de los 200 euros, Ribera asegura que la caída media del gas podría ser de unos 80 euros, aunque sigue siendo un precio mayor que durante legislaturas pasadas, incluidas las del Partido Popular con Mariano Rajoy a la cabeza.

Con esta medida, el Gobierno quiere ponerse la medalla y hacer que la ciudadanía se olvide de la semana tan polémica que ha vivido Moncloa con el cese de la directora del CNI, Paz Esteban. Una destitución (que Moncloa se ha empeñado en llamar “sustitución”) que ha llegado después de semanas de presiones de sus socios de coalición y de investidura por los espionajes del organismo a través del programa Pegasus y que, según la oposición, responde a los chantajes de los independentistas. 

A ello se le suman las constantes críticas internas por parte de Podemos, que ha atacado con dureza a José Luis Escrivá y Nadia Calviño por postularse en contra de las bajas por la regla propuestas por Irene Montero, que otorgarían hasta 4 días de ausencia laboral a las mujeres con menstruaciones más graves. 

Cinco días de críticas, acusaciones y presiones internas que Moncloa quiere tapar con una bajada del precio del gas que está por ver hasta que punto es efectiva. La anterior medida para bajar precios en el mercado fue el descuento de 20 céntimos por litro de gasolina y, actualmente, casi no se aprecia en los surtidores debido al auge brutal de precios de los hidrocarburos de esta semana, llegando a solapar hasta el 50% de la ayuda estatal.

Feijóo ve en el tope al gas una "cortina de humo"

Por todo ello, el presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, ha dejando claro que en esta aprobación exprés del tope al gas solo hay una “cortina de humo” para tapar los escándalos de Moncloa. El líder de los populares ha asegurado que su partido está dispuesto a estudiar el decreto que ha aprobado el Gobierno pero ha avisado que la "altísima" inflación que hay en España evidencia que "las medidas anticrisis" de Sánchez "no han dado resultado el primer mes”, por lo que puede que en mayo tampoco. 

"Cualquier medida que se plantea en el Congreso la valoramos, la estudiamos y en el caso de estar de acuerdo, la apoyamos, como ocurrió este jueves al apoyar que continúe su trámite la Ley de Seguridad Nacional”, ha señalado Feijóo en una entrevista en RNE, aunque matizando que se trata de un parche más del Gobierno. 

La clave para el presidente popular es que la política económica del PSOE y de Unidas Podemos no es realista y está hundiendo al país. “Tenemos un Gobierno que se ha dedicado a subir impuestos, a subir el déficit público y a subir la deuda pública. Eso conlleva una falta de competitividad de nuestra economía. Y además no ha sido capaz de controlar la inflación, sabiendo que iba a subir como consecuencia de la guerra, pero no hasta los extremos de duplicar casi la inflación francesa o portuguesa”, ha subrayado.