23 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Arizcuren Ruiz, jefe de los comandos de ETA, último beneficiado por Sánchez tras su pacto con Bildu.

El jefe de ETA que ordenó el atentado contra Irene Villa, último premiado

El acuerdo del Gobierno con Bildu no puede estar saliendo más rentable a los presos terroristas. Incluso a los de mayor escalafón. El más reciente, el responsable de los comandos asesinos.

| J.R.V España

Lo reconocen en privado antiguos responsables de la lucha antiterrorista y lo llevan denunciando varias asociaciones de víctimas, la más activa en estos últimos tiempos la AVT. Al paso que lleva el Ministerio del Interior, antes del verano las cárceles de España quedarán prácticamente vacías del presos etarras. Todos estarán -ya lo están casi 110- en prisiones del País Vasco o de las provincias limítrofes. Y, además, las competencias penitenciarias estarán ya en manos del PNV.

Este jueves, en el bombo de beneficios acelerados por el Gobierno tras el pacto con Bildu, ha salido la bola de un pata negra de la cúpula de ETA. Uno de sus generales más despiadados con 20 asesinatos a sus espaldas. El que, entre otros muchos atentados más, ordenó la masacre que mutiló a Irene Villa y su madre. Uno de los atentados que más indignación provocó en su día en la sociedad española. Ella era apenas una niña.

 

 

Así, el Gobierno ha ordenado el traslado de otros seis presos etarras a cárceles más próximas al País Vasco, entre ellos José Javier Arizcuren Ruiz, alias Kantauri, el que fuera jefe de comandos ilegales de la banda terrorista en los años 90, cuando planeó atentar contra el Rey Juan Carlos y ordenó los asesinatos de Fernando Múgica Herzog o el matrimonio formado por Alberto Jiménez Becerril y Ascensión García. Y contra Irene Villa.

 

Dos días después del lavado de imagen con la foto con el Centro Memorial del Terrorismo, nueva humillación a las víctimas con otra remesa de beneficios a etarras.

 

Además, entre los etarras acercados figura también Joanes Larretxea Mendiola, que pasa de Herrera de la Mancha (Ciudad Real) a la cárcel de Asturias. Está condenada por el asesinato del concejal socialista Isaías Carrasco y por participar en el atentado contra el empresario Ignacio Uría.

Según ha informado Instituciones Penitenciarias, Kantauri -uno de los duros de la banda- dejará el centro penitenciario de Murcia para pasar al de Logroño, una cárcel en la que se están reagrupando algunos del centenar de etarras trasladados por el Gobierno de Pedro Sánchez desde su llegada a Moncloa.

Kantauri ingresó en prisión en diciembre de 2001 y cumple una condena de 30 años por los delitos de asesinato, atentado, secuestro, depósito de armas, detención ilegal y falsificación. Cumplirá las tres cuartes partes de su pena en junio de 2025.

Según Prisiones, "ha aceptado la legalidad penitenciaria y ha remitido escritos en los que renuncia a la violencia y lamenta y reconoce su responsabilidad en el dolor causado a las víctimas". A propuesta de la Junta de Tratamiento de la prisión murciana, la Secretaría General ha resuelto su progresión a segundo grado y el traslado a Logroño.

Los otros presos trasladados en la decisión comunicada por Instituciones Penitenciarias este jueves son Olga Comes, Guillermo Merino  y Sebasten Jon Gurtubay, además de Idoya Martínez, que ha sido progresada al tercer grado y trasladada de Asturias a la cárcel de Álava.

"Presupuestos manchados de sangre"

Tras esta nueva remesa de acercamientos, la Asociación de Víctimas del Terrorismo ha acusado al Gobierno de "seguir manchando de sangre" los Presupuestos por la "cesión" en una de las reivindicaciones de ETA, al aprobar el acercamiento del 58% de sus presos.

En un comunicado, la AVT ha anunciado que su departamento jurídico se ha puesto en contacto con el fiscal de Vigilancia Penitenciaria para que recurra el tercer grado de uno de los seis terroristas a los que se les ha autorizado el traslado de cárcel este jueves, Idoia Martínez García, condenada a 31 años por tenencia de explosivos, depósito de armas y robo.

Además, la asociación cuestiona la versión del Ministerio del Interior de que Kantauri renuncia a la violencia y lamenta el dolor causado a las víctimas. La AVT sostiene que la decisión de acercar a los presos de ETA deja a "miles de familias rotas, totalmente ultrajadas, desamparadas, humilladas e insultadas". "Basta ya, señor Sánchez y señor Marlaska, dejen de humillas a las víctimas del terrorismo semana tras semana", dicen sobre el anuncio semanal que incluye nuevos traslados de presos de la banda terrorista.