| 20 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Fernando Simón
Fernando Simón

El Gobierno permitió 4.000 vuelos antes de tomarse en serio la cepa británica

Fernando Simón quitó relevancia a la variante inglesa del coronavirus que ahora, según todos los indicios, vuelve a colocar a España al borde del colapso sanitario.

| Manuel Villa España

 

La cepa británica se está extendiendo de forma alarmante por toda España. Sanidad ya no considera que tendrá un "impacto marginal", como aseguró Fernando Simón a principios de enero, un discurso que ha ido modificando hasta llegar a advertir, en un documento publicado esta misma semana, que esta variante "está aumentando muy rápidamente" en algunos territorios.

La razón es que de nuevo el Gobierno ha vuelto a llegar tarde como ya ocurrió al inicio de la pandemia, ya que casi 4.000 vuelos llegaron entre noviembre y diciembre a los aeropuertos españoles procedentes de Reino Unido. 1.620 en noviembre y 2.270 este pasado mes de diciembre, según ha sabido ESdiario con datos oficiales de AENA .

Ese elevado tránsito se permitió cuando ya se conocía la existencia de la variante, facilitando la libre entrada de un virus que según, se desprende del mismo documento, provoca "una enfermedad más grave", que la cepa que ya circulaba por España.

 

El Gobierno británico ya advirtió, tal y como recoge el documento, que la cepa "está asociada a una mayor capacidad de transmisión", lo cual "puede condicionar una mayor incidencia de la enfermedad en los lugares donde circule y no se apliquen estrictamente las medidas de prevención de la infección", por lo que todo apunta a que la explosión de esta variante puede hacer subir como la espuma los datos de contagios.

En la mayoría de los casos los contagios de la cepa británica entran relacionados con las entradas desde el Reino Unido, aunque algunas regiones ya han comunicado positivos en los que no se ha podido establecer, por el momento, un vínculo epidemiológico. Sin olvidar que la variante se ha detectado en aguas residuales de Granada el pasado 17 de diciembre.

Pero lo cierto es que ya existen estudios preliminares que apuntan a España como el principal candidato a la dispersión de la cepa británica, debido a la cantidad de vuelos que habitualmente unen nuestro país con Reino Unido. De hecho, el doctor César Carballo, también se ha hecho eco de una gráfica en el que se muestra dichos datos mostrando cómo el tráfico aéreo ha podido ser la principal causa de dicha transmisión.

 

 

Sin embargo, desde el Gobierno, no se ha puesto freno a esta situación. No fue hasta bien entrado noviembre cuando se exigió una PCR negativa para la entrada de viajeros procedentes del exterior y una vez que la cepa británica ya estaba en España, concretamente desde el 22 de diciembre se restringió la entrada por vía aérea desde Reino Unido, de manera que solo pueden viajar ciudadanos o residentes españoles y andorranos. Pero todo apunta, a que, de nuevo ha sido demasiado tarde.