11 de Abril de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Forcadell en el Supremo: dos horas de explicaciones al juez Llarena.

Pánico: Forcadell "traiciona" a Puigdemont y Junqueras y se sincera con el juez

Vistos los antecedentes de la fuga del expresident y el desprecio del exvicepresidente a la Fiscalía, la presidenta del Parlament ha cambiado radicalmente de estrategia.

| J.R.V España

Una lección han debido sacar los miembros de la mesa del Parlament imputados por rebelión y sedición tras el ingreso en prisión de Oriol Junqueras y siete de los exconsejeros del Govern. Y Carmen Forcadell, con una semana de plazo para preparar su defensa, ha traicionado la estrategia de Puigdemont y su exvicepresidente de despreciar a la justicia española.

La presidenta del Parlamento de Cataluña  ha permanecido algo más de dos horas declarando ante el magistrado del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, por los delitos de rebelión, sedición y malversación de caudales públicos, por facilitar los debates parlamentarios que culminaron con la declaración unilateral de independencia (DUI), han confirmado fuentes jurídicas. El siguiente en prestar declaración fue durante 50 minutos el exvicepresidente primero de la Mesa del Parlament Lluís María Corominas.

Durante su estancia en el despacho del juez, Forcadell sí ha respondido a las preguntas que le han realizado los fiscales, rompiendo así la estrategia seguida el pasado 2 de noviembre por los ocho exmiembros del Govern que se negaron a responder a las preguntas del Ministerio Público durante el interrogatorio al que les sometió la juez de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, quien acordó contra ellos prisión preventiva.

En concreto, la presidenta del Parlament ha asumido ante el magistrado la aplicación del artículo 155 de la Constitución que conllevó a la disolución de la cámara y ha matizado las consecuencias jurídicas que a su juicio debe tener la declaración de independencia unilateral (DIU) que fue aprobada el pasado 27 de octubre y que, ha dicho, fue "simbólica". Así lo han confirmado fuentes jurídicas que añaden que en esa misma línea han declarado el resto de exmiembros de la Mesa del Parlament que han sido interrogados hasta el momento.

Las mismas fuentes han destacado que los fiscales Fidel Cadena, Consuelo Madrigal primero, y Javier Zaragoza y Jaime Moreno (han sustituido a los anteriores al empezar la declaración de la cuarta investigada, Ana Simó), han incidido durante su interrogatorio sobre si las intenciones de los parlamentarios eran violentas, lo que ellos han negado. Han reconocido no obstante que sus llamamientos pacíficos pudieron terminar en incidentes en las calles aunque ésta no fuera su intención.

Fuentes consultadas han señalado que es seguro que todos los investigados, los cinco exmiembros de la Mesa del Parlament que declararán tras Forcadell, también respondan a las preguntas que les realicen los miembros de la Fiscalía del Tribunal Supremo, Fidel Cadena y la exfiscal general del Estado Consuelo Madrigal. A las declaraciones se han unido más tarde el exfiscal de la Audiencia Nacional Javier Zaragoza y el fiscal Jaime Moreno.

Los investigados son, además de Forcadell, Lluís Maria Corominas, Anna Simó, Lluis Guinó, Ramona Barrufet -todos ellos miembros de la Diputación Permanente de este órgano, y por ello aforados- y Joan Josep NuetNuet aportó en declaración las actas para demostrar, en contra de lo que le acusa la Fiscalía, que no apoyó tramitar la declaración unilateral de independencia.

Con ocasión de las declaraciones en la Audiencia Nacional, el único para el que se impuso una fianza, y que ha sido excarcelado tras depositarla, fue el exconsejero de Empresa Santi Vila, que sí había respondido al fiscal. Por ello se especula que con la presidenta del Parlament pueda ocurrir lo mismo.

Las medidas cautelares, al final de todas las declaraciones

La Fiscalía ha anunciado que solicitará las medidas cautelares -que pueden ir de la mera retirada de pasaporte a la imposición de fianza e incluso el ingreso en prisión- al término de las declaraciones de todos ellos, por lo que previsiblemente no se conocerán hasta esta tarde.

Así lo han señalado fuentes de la Fiscalía, que han recordado que la adopción de medidas cautelares de carácter personal ya había sido solicitada en la querella presentada contra todos ellos "teniendo en cuenta la gravedad de los hechos y de los delitos imputados, así como de las penas previstas, la flagrancia en su comisión, la contumacia en la ilegalidad y el riesgo de reiteración en las conductas antijurídicas".