12 de Abril de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

La catástrofe social se confirma con un paro ya más desatado que la pandemia

Las cifras del paro del mes de febrero siguen en ascenso. España supera ya el terrible umbral de los cuatro millones de desempleados tras otro mes en negativo marcado por la pandemia.

| Andrea Jiménez España

Más de cuatro millones de parados. Esa es la terrible cifra de la crisis económica que está lastrando al país. Más de cuatro millones de personas que quieren trabajar y no pueden, porque sus empresas han cerrado o porque ellos mismos han tenido que bajar la persiana ante la falta de ayudas del Gobierno para permitir seguir en pie con sus negocios. Los datos del mes de febrero son demoledores. Una catástrofe social que deja a millones de españoles en la cuneta, pese a la frase mil veces repetida por Sánchez de que nadie se iba a quedar atrás.

Sin embargo, este mes de febrero, 44.436 nuevas personas se han quedado atrás. Se han quedado sin trabajo, un 1,1% más,  su mayor alza en este mes desde el año 2013, cuando la crisis económica detrozaba empleo a pasos agigantados. 

 El Ministerio de Trabajo ha atribuido este repunte del desempleo al "fuerte impacto" de la tercera ola de la pandemia y a las "severas restricciones" que se han impuesto para frenarla, pero las ayudas siguen sin llegar, y el plan de choque, de 11.000 millones de euros anunciado por Sánchez en el Congreso de los Diputados, para ayudar a las pequeñas empresas, sigue sin conocerse.

Así, con este aumento del paro, el quinto consecutivo, el volumen total de parados alcanzó al finalizar el segundo mes del año la cifra de 4.008.789 desempleados. Un terrible umbral que llevaba sin superarse desde abril de 2016.

En términos desestacionalizados, el paro registrado subió en febrero en 20.222 personas, mientras que en el último año el desempleo acumula un aumento de 762.742 personas, lo que supone un 23,5% más que en las mismas fechas de 2020.

 

Además, aumentó en todos los sectores económicos menos en la construcción, donde bajó en 5.116 personas (-1,6%). El mayor aumento lo registraron los servicios, los más afectados por las restricciones, con 36.877 desempleados más (+1,3%), ya que la hostelería y la restauración siguen destruyendo puestos de trabajo y ven como el sector agoniza.

Además, como viene siendo habitual cuando se anuncian las cifras del paro, no se  incluye a los trabajadores que se encuentran en suspensión de empleo o reducción horaria como consecuencia de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), ya que la definición de paro registrado no los contabiliza como desempleados.

En este caso, durante el mes de febrero los datos siguieron empeorando ya que se produjo otro aumento de 160.414 personas incluidas bajo el paraguas de los ERTE, alcanzando los 899.383 el pasado 27 de febrero, aunque de media hubo 909.662 personas acogidas a esta situación.

Casado exige a Sánchez un plan de choque contra la "catástrofe social" : "Cuatro millones de parados, 900.000 en ERTE y 600.000 autónomos sin actividad"

Trabajo ha informado además de que el gasto en prestaciones alcanzó los 2.629 millones de euros en el mes de enero (último dato disponible), de los que 694 millones correspondieron a prestaciones para trabajadores en ERTE.

De esta manera, y ante una sangría que no cesa, desde la oposición se ha exigido ya al Gobierno, que atienda de una vez sus demandas y ponga en marcha un plan de choque para intentar paliar una crisis que está dejando a millones de personas en la cuneta.

El líder del PP, Pablo Casado ha asegurado en su perfil oficial de Twitter que "España sufre una catástrofe social: 5,5 millones de desempleados: 4 millones de parados, 900.000 en ERTE y 600.000 autónomos sin actividad" por lo que ha iniststido en la necesidad de que ese plan incluya "menos impuestos y burocracia, más liquidez y flexibilidad".

 

Sin embargo, Sánchez anunció 11.000 millones para las pequeñas empresas sin dar más detalles. Calviño aseguro este lunes que que aún estaban evaluando "qué medidas serían necesarias para actuar con eficacia" y espera presentar el plan en el mes de marzo. Pero mientras la economía se hunde, las familias se quedan sin sustento y los negocios agonizan.