| 08 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez
Pedro Sánchez

Los fondos europeos se convierten en otro fiasco de Sánchez por su ineficacia

Sánchez y su Gobierno reciben una reprimenda de Bruselas por no realizar una buena gestión de los fondos europeos, pese a la delicada economía española.

| Alejandro Alonso España

Hace ya un año que el Gobierno de Pedro Sánchez debería haber presentado formalmente el acuerdo de asociación y los restantes documentos de programación de la política de cohesión, es por ello que tras mantener el riesgo de perder más de 5.000 millones de euros de financiación europea, Bruselas ha decidido reprochar al Gobierno español los retrasos que acumula en la aprobación de los programas vinculados a los fondos europeos para el período 2021-2027. 

Bruselas advierte de que España lleva más de 11 meses de demora, desde que en junio de 2021 se aprobó el presupuesto plurianual 2021-2027 de la Unión. España lleva año y medio aplazando los trabajos, frente a la agilidad de otros países como Grecia. Esa inacción se traducirá en problemas para ejecutar en plazo los 35.562 millones de euros que tiene reservados.

 

Bruselas ha pedido al Gobierno que elimine los cuellos de botella administrativos. Y es que nuestro país debería percibir en este periodo hasta 35.589 millones de euros. Casi 18.100 serían para las regiones cuyo PIB per cápita es inferior al 75% de la media de la UE (Andalucía, Castilla-La Mancha y Extremadura). 

Otros 11.522 millones se distribuirían entre las Comunidades Autónomas que superan ese umbral, pero no llegan a la media europea (GaliciaAsturiasCantabriaCastilla y LeónLa RiojaComunidad ValencianaRegión de MurciaBaleares y Canarias).

Y otros 4.398 millones tendrían como destino a los territorios con más PIB per cápita que la media europea (Comunidad de MadridCataluñaPaís VascoAragón y Navarra). El resto, algo más de 1.500 millones de euros son para programas específicos de regiones más afectadas por la transición climática, las ultraperiféricas y las poco pobladas. 

 

Además de las críticas desde Europa, al Gobierno socialista también le caen los palos dentro de nuestro país. El Partido Popular ha sido uno de los partidos que ha decidido cargar contra lo que considera un "fracaso en la gestión actual de los fondos europeos" y, ante la "incapacidad" del Gobierno, exige reprogramar sus inversiones y replantear el marco de gobernanza del Plan de Recuperación.

También, el partido de Feijóo, critica la opacidad y falta de transparencia del plan, al no estar disponibles los datos de ejecución real en términos de contabilidad nacional desde el 31 de agosto, la ausencia de un sistema de información de gestión. También la falta de información y accesibilidad de las convocatorias, algo que, a su juicio, explica que, según datos de España citados por el PP, sólo un 16% de las empresas está interesada en las convocatorias.

CEOE denuncia el desvío de los fondos

A ojos de la institución que dirige Antonio Garamendi, "la tendencia en cuanto a las inversiones genera cierta inquietud en las empresas, puesto que una proporción considerable de las convocatorias publicadas hasta la fecha no se dirigen a las empresas como beneficiarios directos, sino a otros agentes, fundamentalmente vinculados con el sector público", como entidades locales, universidades públicas, centros públicos de I+D o las empresas públicas y organismos mencionados.

Sólo 1 de cada 4 euros procedentes de Bruselas ha llegado a las empresas, lo que limita el impacto de los fondos europeos para la recuperación económica. Además, la información oficial no se actualiza desde agosto de 2021", se ha quejado la patronal, que admite que "la lentitud en la llegada de los fondos a las empresas está generando frustración en el tejido productivo".

Esto es así, por un lado, porque canalizar el dinero en el sector público es más sencillo y, por otro, porque el propio diseño de las convocatorias destinadas al sector privado dificulta el acceso a los fondos a las pymes y autónomos.