25 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Pablo Iglesias y José Luis Escrivá

Podemos augura una guerra total con Escrivá por la reforma de las pensiones

La formación morada, aunque forma parte del Gobierno, ha abierto una nueva batalla en el seno de la coalición ya que "no va a callar" si el ministro sigue adelante con su propuesta.

| A. Jiménez España

Podemos ya ha avanzado cual será la nueva guerra en el seno del Ejecutivo, la reforma de las pensiones que pretende llevar a cabo el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, mediante la cual se pasará de 25 a 35 años para computar las cuotas a percibir. Una medida que supone una bajada de en torno al 5,5% para algunos futuros pensionistas y que es un incumpimiento más de Sánchez, que en todas sus campañas había insistido en que nunca tocaría el poder adquisitivo de los jubilados.

Por ello, desde Podemos ya se está utilizando toda la artillería posibles para minar al propio Sánchez y paralizar la reforma, tildada por el coportavoz de Podemos, Rafa Mayoral, de "incomprensible". En declaraciones a RNE, ha subrayado que "rescatar" este planteamiento, que a su juicio es el mismo que defendió la exministra popular Fátima Báñez, va en "contra del Pacto de Toledo" y contituye no solo una "fricción" no solo con Unidas Podemos sino con el propio PSOE.

 También ha dicho que no es comprensible tampoco no derogar los aspectos negativos de la reforma laboral ni tampoco favorecer la revalorización de los salarios, en alusión al salario mínimo interprofesional. "Lo que no vamos a hacer es callarnos sino defender los intereses de la clase trabajadora", ha enfatizado Mayoral para insistir en que van a velar para que se cumpla el acuerdo de gobierno suscrito con los socialistas.

"Nosotros hemos peleado por parar los desahucios. Hay quienes han peleado por los intereses de los propietarios. Cada uno tiene claro los intereses que deben defender", ha asegurado Mayoral, para continuar insistiendo en que  "merecen la pena" las fricciones en el Gobierno si se logra que a nadie se le corte los suministros o se prohíban los desahucios.

Así, ha opinado que a veces hay que "titar de la cuerda" para que las instituciones sean útiles, dando por iniciada una nueva guerra en el seno de la coalición de Gobierno.  "Bienvenidos sean esos roces" ha asegurado Mayoral, que ya ha iniciado una nueva estrategia más que sigue minando el mismo Ejecutivo del que forma parte.