| 11 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

La OTAN crece y se rearma en España con Díaz y Garzón mudos y aferrados al cargo

Sánchez se sale con la suya. En Madrid la Alianza renueva su papel de "gendarme de Occidente". Y condena a su socio al papelón de votar en el Congreso el reforzamiento de la Base de Rota.

| Javier Ruiz de Vergara España

Paradojas de la política la OTAN, la auténtica bestia negra de la izquierda española alternativa al PSOE, ha crecido y se ha rearmado este miércoles ya histórico. Y lo ha hecho en España y con esa misma izquierda a la izquierda del partido del puño y la rosa sentada en el Consejo de Ministros. Tal vez por eso, los gritos del ¡OTAN no, bases fuera! se han convertido hoy en un estruendoso silencio mientras Estados Unidos lanzaba elogios al Gobierno.

Pedro Sánchez ha conseguido pasar con nota su más exigente examen internacional. Y lo ha hecho traicionando los principios de la izquierda más antibelicista, la que alimenta -se suponía- al actual gobierno de España, el más “pacifista” y antiarmamentístico de nuestra historia.

Pero con Sánchez y Yolanda Díaz al frente de la coalición progresista, la Base de Rota pasará de cuatro a seis destructores de EEUU de forma permanente y, con Moncloa como anfitrión, la OTAN crece con la incorporación de Suecia y Finlandia. Algo que la vicepresidenta tendrá que explicar a sus bases a partir del 6 de julio cuando arranque su “proceso de escucha” para crear su nuevo partido.

 

Eran otros tiempos: la IU de Yolanda Díaz y Alberto Garzón agitando las calles al grito de ¡Bases fuera!

 

Tal vez adelantándose al papelón que aguarda a Izquierda Unida y Podemos cuando el acuerdo sobre Rota se deba votar en el Congreso, Sánchez ha amanecido este miércoles haciendo un llamamiento a la responsabilidad de sus socios y, de paso, emplazando al PP a sacarle las castañas del fuego si las bases podemitas se rebelan contra los acuerdos de la cumbre de estos días.

De momento, el entramado morado ha bajado a la tierra al inquilino de La Moncloa apenas minutos después de que este hiciera su llamamiento a la cordura a sus socios.

El presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Jaume Asens, ha afirmado que a su formación no le gusta el acuerdo alcanzado con Estados Unidos para ampliar de cuatro a seis el número de destructores norteamericanos en la base de Rota y ha advertido que, aunque no han decidido su posición cuando la medida llegue al Congreso, ha deslizado que no lo apoyarán.

"Todas las herramientas militares"

Mientras, la primera jornada oficial de trabajo en la Cumbre ha servido para confirmar el acuerdo general para reforzar y rearmar a la Alianza Atlántica, una organización que saldrá este jueves de Madrid reforzada y rearmada con Sánchez como anfitrión.

 

 

Los líderes se han comprometido en su nuevo concepto estratégico, publicado este miércoles, a defender "cada centímetro de territorio aliado" en un intento por "preservar su soberanía e integridad territorial" para "prevalecer sobre cualquier agresor".

Así, la OTAN ha destacado que hará uso de "todas las herramientas proporcionadas militares y no militares que se encuentren a su alcance para responder a todas las amenazas contra su seguridad de la forma y en el momento en que corresponda".

Esta estrategia se enmarca, tal y como recoge el documento, en una política de "360 grados" que busca impulsar la postura de defensa y disuasión de la alianza militar en plena invasión rusa de Ucrania.

Mención expresa al flanco sur

Asimismo, la Alianza ha incluido por primera vez en su nuevo Concepto Estratégico una mención expresa a su flanco sur para reconocer que la situación en que se encuentran entre otros el Sahel y Oriente Próximo puede ser "terreno fértil" para las actividades terroristas y de los "competidore estratégicos" de la OTAN, en referencia principalmente a Rusia, pero tambien a China.

La mención al flanco sur era una de las prioridades de Pedro Sánchez y Margarita Robles de cara a la cumbre de Madrid. Así, los estados miembros sostienen que "el conflicto, la fragilidad y la inestabilidad en África y Oriente Próximo afecta directamente a nuestra seguridad y a la seguridad de nuestros socios".

De Madrid y bajo el amparo del líder del PSOE, la OTAN sale de España con un renovado papel de gendarme de Occidente. Con el aplauso de medio gobierno. En el otro medio, siguiendo el simil taurino, pitos (Podemos) y silencio (el de la cúpula de IU).