| 16 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
José Luis Martínez Almeida y Javier Ortega Smith
José Luis Martínez Almeida y Javier Ortega Smith

Almeida zanja de un plumazo su pelea con Ortega Smith por Madrid Central

El alcalde de Madrid y el representante de Vox han encontrado en la nueva ordenanza de movilidad un punto de fricción, pero Almeida cree que no pasará a mayores.

| A. J. España

José Luis Martínez Almeida ha querido zanjar su última pelea con Javier Ortega Smith. Las discrepancias han llegado a cuenta de la aprobación de la Ordenanza de Movilidad Sostenible que el alcalde ha puesto en marcha pero que no ha contado con el apoyo de Vox, provocando incluso en enfado del edil. 

De hecho, la nueva ordenanza fue aprobada este lunes y únicamente ha tenido el 'sí' de los partidos que conforman el Gobierno municipal (PP y Cs) y de los cuatro ediles que conforman el Grupo Mixto. 

 Durante el Pleno, Javier Ortega Smith subió al atril de Cibeles acercando su teléfono móvil al micrófono para reproducir audios con algunas de las promesas de Almeida prometiendo acabar con Madrid Central, para después criticar el mantenimiento de la zona de bajas emisiones "con los votos de los cuatro concejales comunistas de Manuela Carmena".

"Usted nos engañó. Necesitaba nuestros votos y nos engañó, porque estaba condicionado por Ciudadanos", dijo Ortega Smith. Para lanzar una sentencia: "Nos vemos en las próximas elecciones, señor alcalde".

Por ello, Almeida recordó a  Vox que en el acuerdo de investidura que rubricaron ambas formaciones no se recogía la derogación de Madrid Central. Pero este martes en una entrevista en Espejo Público ha explicado que entiende que "a la gente le causa extrañeza que se apruebe esta ordenanza", pero  "hay una ley que obliga a las ciudades a tener zonas de bajas emisiones antes del año 2023".

De esta manera, Almeida ha querido zanjar la polémica de una vez: "Una discrepancia en una determinada norma no puede poner en peligro la estabilidad del Gobierno del Ayuntamiento de Madrid. Sigo tendiendo la mano a Vox".

Además, ha añadido que cree que es "de esos políticos que han dejado claro que no participa de cordones sanitarios a Vox y la semana pasada con el lío de la presunta agresión homófoba en Malasaña saqué la cara a Vox", ha zanjado el alcalde de Madrid.