| 17 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Emmanuel Macron y Pedro Sánchez en una foto de archivo
Emmanuel Macron y Pedro Sánchez en una foto de archivo

Macron veta a España y pide a los franceses que no viajen sobre todo a Cataluña

La situación descontrolada del virus ha llevado a las autoridades francesas a pedir a los ciudadanos que elijan otro destino para pasar sus vacaciones.

| A. Jiménez España

España ya no es un país seguro y Cataluña en particular supone un riesgo para los turistas franceses. Por ello, las autoridades francesas han desaconsejado a sus ciudadanos viajar a nuestro país ante el avance del coronavirus. Una quinta ola ya es un hecho y ha llevado a las comunidades a endurecer sus restricciones. De hecho, la Generalitat ya ha cerrado el ocio nocturno.

Por ello, el secretario de Estado de Asuntos Europeos de Francia, Clément Beaune, ha desaconsejado a los ciudadanos franceses que viajen a España y Portugal en vacaciones por el repunte de los contagios.

 "Hay que ser prudente", ha resumido Beaune en una entrevista a la cadena France 2 en la que ha apuntado que "la pandemia no ha terminado" y ha señalado de forma particular a la península Ibérica, donde la incidencia de la COVID-19 ha aumentado de en estas últimas semanas.

"Seguimos especialmente la situación de países donde el aumento es muy rápido. Portugal, España, Cataluña en particular, adonde se dirigen numerosos franceses para las vacaciones", ha alertado Beaune, que ha recomendado expresamente evitar estos destinos a "los que todavía no han reservado las vacaciones".

El Ejecutivo galo no descarta incluso tomar medidas específicas, si bien el secretario de Estado no ha entrado en detalles. "Vamos a decidirlo en los próximos días, pero podríamos tener medidas reforzadas", ha explicado.

Y es que, la expansión de la variante delta, la india, está provocando un repunte en la mayor parte de los países europeos, tal y como pronosticaron los expertos, por lo que la situación en el continente no para de complicarse.  De hecho, en España comienza a ser mayoritaria en cuatro comunidades, al menos, Madrid, Cataluña, la Comunidad Valenciana y Navarra.