| 02 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El lendakari, Íñigo Urkullu, este lunes en su primera reunión con el nuevo delegado del Gobierno de Pedro Sánchez en el País Vasco.
El lendakari, Íñigo Urkullu, este lunes en su primera reunión con el nuevo delegado del Gobierno de Pedro Sánchez en el País Vasco.

26 días de caos e indignación: fiasco del PNV en Zaldíbar por no llamar a la UME

El ejecutivo de Urkullu anuncia ahora la adquisición de una "pala de rastreo oficial" para tratar de rescatar a los desaparecidos. Todo el material del Ejército, inmovilizado a la espera.

| J.R.V España

Este martes se cumplen 26 días del terrible derrumbe del vertedero de Zaldíbar y otros tantos días sin noticias de Joaquín Beltrán y Alberto Soraluze, los dos operarios de la empresa que trabajaba en las instalaciones vizcaínas y que fueron sepultados por miles de toneladas de vertidos tóxicos.

En la zona, entre las familias de los desaparecidos y los vecinos de Zaldíbar, Eibar y Ermua, la indignación no deja de crecer por el caos absoluto, los vaivenes, las instrucciones y los desmentidos y, en definitiva, el fiasco en la gestión del Gobierno Vasco y del lendakari, Íñigo Urkullu en un accidente cuyas dimensiones finales están aún por determinarse.

Y en una zona que ha sido históricamente un caladero de votos del PSOE, tampoco se entiende muy bien la actitud del Gobierno central. El sábado estuvo Pedro Sánchez en el País Vasco para un mitín del PSE y no tuvo la deferencia de acercarse a la zona. En 26 días tampoco la vicepresidenta, Teresa Ribera, ha sacado un hueco en su agenda para acercarse a la zona cero de un desastre ecológico incuestionable.

 

Y mientras Urkullu se centra ahora en la precampaña del 5-A con una operación imagen en el combate al coronavirus, el PNV sigue sin reclamar la ayuda que en el minuto uno de la tragedia ofreció la Unidad Militar de Emergencias.

Se da la paradoja de que este mismo martes, Urkulu recibió por primera vez al nuevo delegado del Gobierno, Denis Itxaso, el nuevo hombre fuerte de Pedro Sánchez. Pero en el encuentro se habló mucho de completar las transferencias del Estatuto de Guernica y muy poco del rescate de los dos desaparecidos. Nada, ni una palabra, del despliegue de la experimentada UME en Zaldíbar.

Este martes, el Gobierno Vasco anuncia a bombo y platillo la llegada de la nueva maquinaria."Se está acondicionando un espacio de acopio temporal de residuos en la zona de búsqueda", dice el PNV. Pero 26 días después, la sensación de caos lo impregna todo. Y de que la presencia del Estado en el País Vasco en momentos de crisis como la del vertedero de Zaldíbar es, sencillamente, inexistente.