| 24 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Sánchez y Teresa Ribera: el caos energético provocado por Moncloa.
Sánchez y Teresa Ribera: el caos energético provocado por Moncloa.

Ribera siembra el caos energético por sus palos de ciego frente al "tarifazo"

El intervencionismo de Pedro Sánchez en el sector eléctrico para buscar un chivo expiatorio ante el precio desorbitante de la luz ha dejado en evidencia a una Vicepresidencia superflua.

| Miguel Blasco España

Un "intervencionismo terrorífico". Las palabras del presidente de Iberdrola este martes aún resuenan entre los expertos y en la Patronal, mientras el Gobierno sigue evidenciando su impotencia ante el precio desorbitado de las materias primas -luz, gas y petróleo- que amenazan a la economía española.

Tras la polvareda política desatada en las últimas horas por la Ley de Vivienda y el asalto al mercado del alquiler, tal como ha denunciado el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi; la que vuelve a estar en el ojo del huracán es la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera.

 

"Da palos de ciego y no está haciendo otra cosa que agravar el problema", aseguran a ESdiario fuentes del sector. Todo tras el pánico generado en Moncloa por la indignación ciudadana con el descontrolado recibo de la luz. El problema radica en que el Real Decreto impulsado por Ribera ha sembrado el caos y, además, evidencia las graves contradicciones del gobierno progresista con las llamadas energías limpias.

"El Real Decreto que hace la vicepresidenta tercera le mete una tasa a la energía, de tal manera que en estos momentos el coste de la energía eólica y fotovoltaica, pasa a 110 megawatios hora, que es la misma tasa que el Gobierno le grava", explican fuentes del sector.

Estas mismas fuentes advierten que el intervencionismo del Ejecutivo "hace que el mercado decida importar energía térmica de Francia, alguna de ellas contaminante, porque como en Francia no tienen tasa sale más barato importarla del país vecino, que pagar 110 euros por la energía sostenible española".

La consecuencia de la decisión de Sánchez y Ribera es que España está sustituyendo energía sostenible por energía térmica. "En vez de Ministerio de la Transición Ecológica se debería llamarse Ministerio de la Transición Antiecológica", ironiza un experto consultado por ESdiario.

Los economistas están adviertiendo además que la estrategia impulsada por Moncloa también afectará a la  balanza de pagos porque sustituye producción interna por importaciones. "Es para alucinar, la ministra Ribera ha logrado parar la energía sostenible española para fomentar la energía térmica contaminante francesa", concluyen las fuentes consultadas.