| 26 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Pedro Sánchez y Mertxe Aizpurua (Bildu)
Pedro Sánchez y Mertxe Aizpurua (Bildu)

El homenaje a las víctimas se convierte en un clamor contra Sánchez y Bildu

Las principales asociaciones han preferido no acudir para mostrar su disconformidad con el Gobierno pero el discurso en la Cámara de la Fundación de Víctimas también ha sido lapidario.

| Yolanda Lorenzo España

El Congreso de los Diputados ha acogido este lunes el homenaje a las víctimas del terrorismo. Un acto a la que la mayor parte de las asociaciones no ha querido acudir por las alianzas que Sánchez ha tejido con Bildu, pero su ausencia no ha librado a los socialistas de la crítica pues desde la Fundación Víctimas del Terrorismo, Tomás Caballero, ha dejado en evidencia al Gobierno a quién ha pedido que acabe con el "blanqueamiento de los autores intelectuales" de los crímenes.

"Recuerden que la memoria y el honor de las víctimas no es negociable ni mucho menos renunciable", ha afirmado en el homenaje celebrado en el hemiciclo del Congreso al que han asistido los ministros del Interior y de Presidencia, Fernando Grande Marlaska y Félix Bolaños, entre otros miembros del Gobierno. En cambio, se han descolgado Vox y varias de las principales asociaciones de víctimas, mientras que el PP ha preferido llevar una representación rebajada.

De hecho, la ausencia de las principales asociaciones no ha evitado que Sánchez quedase en evidencia, pues Caballero ha puesto en duda que se haya cumplido el objetivo de "la justa normalización de la convivencia, con un claro reconocimiento de víctimas y victimarios", e incluso no cree que hoy en día se mantenga la unidad contra el terrorismo de hace años.

"¿Por qué muchos años después sigue habiendo tantos atentados de ETA sin resolver? ¿Por qué todavía se producen homenajes a terroristas a su salida de la cárcel, algo objetivamente indigno e inmoral? ¿Por qué se sigue ocupando el espacio público con manifestaciones diversas que blanquean lo acontecido y disfrazan la única realidad, la provocada por los victimarios y sufrida por las víctimas?", se ha preguntado.

Caballero ha pedido seguir la 'hoja de ruta' del informe realizado por la delegación del Parlamento Europeo que visitó España en 2021 y que cifró en 379 los asesinatos impunes, lo que "evidencia una falta de justicia con respecto a las familias de las víctimas", mientras que "ningún antiguo miembro de ETA ha colaborado en la resolución de casos no resueltos".

EuropaPress_4540609_i_d_presidente_sendao_ander_gil_presidenta_congreso_meritxell_batet

Así, el presidente de la fundación comparte la recomendación del Parlamento Europeo de "agotar las posibilidades interpretativas del Derecho penal, incluido el posible reconocimiento de los crímenes terroristas de ETA como crímenes contra la humanidad -lesa humanidad-, incluso antes de 2004, por lo que se considere que no están sujetos a prescripción ni amnistía".

También apoya "poder enjuiciar, como autores intelectuales e instigadores de la orden, a los líderes de la cúpula de ETA en el momento de la comisión de los distintos atentados no resueltos", así como obligar a los condenados por terrorismo a colaborar en la resolución de los atentados para poder acceder a beneficios penitenciarios y evitar el enaltecimiento público de los terroristas condenados cuando salen de las cárceles.

"Hoy quiero pedirles que trabajen en la defensa de las víctimas y en el pleno reconocimiento de sus derechos, en combatir la impunidad y en hacer inviable cualquier forma de blanqueamiento de los autores materiales o intelectuales de los atentados y que lo hagan no solo mirando al pasado, sino al futuro, porque esa también es una forma de proteger nuestra democracia·, ha sostenido, pues "la memoria y el honor de las víctimas no es negociable ni mucho menos renunciable".

Las principales asociaciones plantan a Sánchez

Sin embargo, al margen de las palabras que han resonado entre las paredes del Congreso, ha habido ausencias mucho más elocuentes, para mostrar la indignación ante la política de Sánchez, eligiendo a Bildu como socio prioritario. Es el caso de Vox que, para su líder, Santiago Abascal, este acto es "una mascarada de políticos sin escrúpulos". Se ha negado a participar no solo por la presencia de Bildu en la ceremonia, sino también por el trato que el Gobierno da a la coalición abertzale y por la política de acercamiento de los presos de ETA a su lugares de origen.

Por los mismos motivos ha vuelto a ausentarse en esta edición la AVT, que considera "no se puede homenajear a las víctimas del terrorismo y gobernar con el apoyo de los que son los herederos del brazo institucional de ETA".

Tampoco ha estado Covite, cuya presidenta, Consuelo Ordóñez, denuncia que "homenajear a las víctimas del terrorismo en una institución en la que tienen representación partidos políticos que justifican la existencia de ETA y que no condenan la violencia terrorista es un ejercicio de cinismo".

Los mismos argumentos esgrime el vicepresidente de Dignidad y Justicia, Víctor Cotobal, para justificar su ausencia. "¿Cómo un Gobierno que se apoya en ETA va a hacer un homenaje a las víctimas el terrorismo?", ha cuestionado, en declaraciones a Europa Press.

La Asociación Plataforma de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo (APAVT) también había anunciado que no asistiría al acto de este lunes pues consideran "que para poder rendir homenaje a las víctimas, primero hay que respetarlas", ha zanjado.

De esta forma, el homenaje a las víctimas se ha convertido en una reivindicación en contra de la política de Sánchez, tanto por parte de los que no están, como de los que sí que han ido pues han mostrado a las claras su enfado con el blanqueamiento continuo de los que pusieron la diana para que otros apretasen el gatillo.