| 08 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez, hace un año, presentando el balance del primer semestre de 2021.
Pedro Sánchez, hace un año, presentando el balance del primer semestre de 2021.

Sánchez cierra el curso con cinco frentes empantanados y sin "plan B" para otoño

El presidente hace balance este viernes del semestre antes de irse de vacaciones. No habrá autocrítica ni una hoja de ruta concreta para el inquietante último trimestre que viene.

| Javier Ruiz de Vergara España

Viernes 29 de julio, la clase política se va de vacaciones, el Parlamento cierra sus puertas hasta bien mediado septiembre y en los cuarteles generales de los partidos quedan de guardia los dirigentes del segundo escalón.

Y como es tradición en los últimos años, Pedro Sánchez protagoniza su último Aló Presidente para hacer balance del semestre y avanzar sus intenciones para un otoño e invierno que se anuncia inquietante y oscuro.

Aunque lo cierto es que el líder del PSOE llega al parón estival con pocos logros de los que presumir, aunque nadie en el Gobierno y en Ferraz dudan de que sacará pecho de su gestión, endosará los males de los españoles al contexto internacional, culpará al PP de la falta de acuerdos de Estado y lo fiará todo a la llegada en septiembre del grueso de los fondos europeos Next Generation.

Y por si fuera poco en plena revolución en el PSOE y con Yolanda Díaz bailando la yenka con su proyecto político, Sánchez deberá dar la cara por fin en su comparecencia ante los periodistas más larga del año por la condena a cárcel del expresidente andaluz José Antonio Griñán y la ratificación por el Supremo de su sentencia por el caso ERE, al igual que Manuel Chaves.

 

 

La polémica inauguración de AVE fake resume el semestre de Sánchez: mucha propaganda pero poco real detrás

 

Pero, además, Sánchez cierra el curso político con al menos cinco frentes abiertos con repercusión en el futuro inmediato, y en el bolsillo, de todos los españoles.

La 'quimera' de cuadrar las cuentas

El Consejo de Ministros aprobó este martes el techo de gasto más alto de la historia. Es el límite que servirá a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, para elaborar los Presupuestos Generales del Estado.

Pero Moncloa ha diseñado las cuentas públicas con unas previsiones que desmienten todos los organismos, desde el Banco de España al FMI, pasando por la Comisión Europea. Y que además soportará el incremento de las pensiones en función de un IPC disparado y que aún lo podría hacer más en octubre si se agudiza la crisis del gas en Europa.

El pacto de rentas que no se busca

Para el bolsillo de los españoles será determinante saber hasta que punto las empresas -sobre todo las pymes y los autónomos empleadores- tienen margen para sentarse a negociar subidas salariales flexibles. Las dos vicepresidentas del área, Nadia Calviño y Yolanda Díaz, no han hecho grandes esfuerzos por mediar entre los sindicatos y la CEOE.

 

Sánchez -este miércoles en Polonia- sigue demostrando que la agenda internacional le gusta mucho más que los problemas enquistados dentro.

 

Y, mientras, los funcionarios amenazan con movilizaciones si el Gobierno no les actualiza la nómina. En cola también, transportistas, agricultores y ganaderos y autónomos de diversos sectores clave.

Cesta de la compra y el gas fuera de control

Europa contiene el aliento y Alemania ya vive el pánico de un corte total del suministro por parte de Vladimir Putin. Pese a la actitud desafiante inicial, Sánchez y Teresa Ribera ha tenido que recular y acatar el plan de Bruselas para ahorrar gas.

Pero muchos expertos vaticinan que la situación será aún más grave en España. Y, por si fuera poco, el vuelco de Sánchez con el Sáhara ha desatado la crisis diplomática con Argelia en el peor momento. Mientras, Moncloa sigue su campaña de linchamiento a las eléctricas y las entidades financieras. Pero el Gobierno se va de vacaciones sin un plan B frente al invierno energético que muchos auguran en el continente.

El laberinto de los anhelados fondos

Cuando se apaguen los focos de la campaña turística, muchos sectores vinculados a la misma echarán el cierre temporal. Para muchas de ellas y para otras que buscan relanzar su actividad será determinante que les lleguen por fin los fondos postCovid de la Unión Europea.

Pero las Comunidades Autónomas llevan meses advirtiendo que pese a las buenas palabras y a los miles de proyectos remitidos a La Moncloa, el dinero no acaba de llegar a sus destinatarios finales. No se espera que Sánchez ofrezca este viernes detalles sobre este asunto, porque la transparencia, denuncia el PP y otros partidos, brilla por su ausencia.

Todos contra todos en 'Frankenstein'

El balance de Sánchez desde La Moncloa cerrará un semestre de broncas y líos permanentes entre el PSOE y Podemos, y entre los socialistas y el resto de los miembros del conglomerado Frankenstein. Con varias votaciones infartantes en el Congreso.

Está por ver si el presidente tiene un plan para garantizarse cierta estabilidad en la alianza que le apoya y hasta que punto puede seguir pagando sus exigencias. Porque 2023 es año electoral y los partidos ya comienzan a lanzar sus primeras estrategias preelectorales cara a las municipales y autonómicas de mayo.

Será una batalla de todos contra todos que garantiza muchos meses más de avíspero en el Gobierno y aledaños. Justo cuando toda Europa se apunta ya a la economía de guerra.