| 02 de Febrero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

Ferraz decreta disciplina para evitar que las mociones del PP agrieten al PSOE

La dirección exige a los barones un cierre de filas absoluto tras el contraataque de Feijóo para que sean todos los dirigentes los que se retraten. Y confirmen si "son lo mismo que Sánchez".

| Javier Ruiz de Vergara España

Medidas drásticas. Orden de prietas las filas al máximo nivel. Desde el cuartel general de Moncloa al frente electoral del PSOE periférico.

El contraataque del PP al brutal linchamiento lanzado desde el Gobierno y sus terminales mediáticas contra Alberto Núñez Feijóo tras la congelación del pacto para la renovación del CGPJ, ha cogido al Pedro Sánchez y sus pretorianos con el paso cambiado.

Dirigentes populares consultados por ESdiario recuerdan el precedente cuando el PSOE inundó la instituciones con mociones para abrir una cisma en el PP sobre el apoyo del Gobierno de José María Aznar a la guerra de Irak.

La operación mociones, de la que dio detalles este lunes en ESdiario Marta Gómez Montero, pretende que sean todos los dirigentes y cargos autonómicos y municipales los que se retraten con el polémico apaño de Sánchez con Oriol Junqueras para desarmar el Código Penal contra la sedición.

 

Dirigentes populares consultados por este periódico recuerdan el precedente cuando el PSOE inundó la instituciones con mociones similares para intentar desatar un cisma en el PP sobre el apoyo del Gobierno de José María Aznar a la guerra de Irak.

Por eso, conscientes del torpedo que supone este quid pro quo de Sánchez con ERC a las aspiraciones electorales de muchos de los candidatos socialistas en mayo, Ferraz ha ordenado a sus secretarios de Organización territoriales un cierre de filas “absoluto y sin fisuras”. El propio Santos Cerdán, número tres en Ferraz, está siendo el encargado de levantar el teléfono con sus homólogos en las 17 federaciones.

 

Sánchez, aleccionando este miércoles en el Congreso a su portavoz parlamentario, Patxi López.

 

Pese al llamamiento a “dar un golpe sobre la mesa” que este martes lanzó el portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto, a los barones socialistas, en el Ala Oeste de Moncloa se ha hecho recuento y hay “tranquilidad maxima”, según fuentes gubernamentales.

En Génova han lanzado una pregunta dirigida fuera de Madrid: “¿De verdad Lambán, Page, Ximo Puig y Vara son lo mismo que Sánchez? ¿Sí o no?”... Pero en este caso la respuesta va a ser que sí.

Los presidentes más sensibles contra las cesiones al independentismo, Emiliano García Page y Javier Lambán, no solo han garantizado a Sánchez que modularán sus críticas públicas, sino también que están dispuestos a blindar el apoyo de sus respectivos diputados en el Congreso cuando toque votar la reforma del delito sediciosa.

 

En las baronías llevan días haciendo cálculos y analizando sondeos internos y han llegado a la conclusión que aunque este frente no gusta nada en su electorado, el colocar a Feijóo junto a Vox como “derecha dura” compensa y moviliza a sus votantes socialistas.

En Génova han lanzado una pregunta dirigida fuera de Madrid: “¿De verdad Lambán, Page, Ximo Puig y Vara son lo mismo que Sánchez? ¿Sí o no?”. Pero en este caso la respuesta va a ser que sí.

A nadie se le escapa que las listas electorales deberán recibir en semanas el plácet de Moncloa y Ferraz. Y, ya se sabe, Alfonso Guerra -tan de moda estos días- dejó dicho: "El que se mueve en el PSOE, no sale en la foto".