| 14 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Sánchez y Díaz, cara a cara.
Sánchez y Díaz, cara a cara.

PSOE y Podemos se tiran sus diferencias a la cara en víspera de negociar los PGE

Muchos dirigentes socialistas están más que preocupados por los retos cada vez más virulentos de sus socios. Señalan a Adriana Lastra por su labor de "no coordinación".

| Javier Ruiz de Vergara España

El pasado martes, cuando Pedro Sánchez compareció en Marivent tras su despacho estival con el Rey Felipe VI, cerró su comparecencia con un llamamiento que él fijó en la oposición. "Déjemos a un lado la confrontación y sumemos entre todos", enfatizó. Pero, visto lo visto en estos últimos tres días, parece que la proclama iba dirigida realmente a la mitad de su propio Gobierno.

En las próximas tres semanas, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se va a sentar a negociar los Presupuestos Generales con su contraparte en Podemos, Nacho Álvarez. Y a esa cita llegan socialistas y morados lanzándose a la cabeza sus prioridades y escenificando públicamente sus gravísimas diferencias.

Tras encallar con la crisis de Cuba y el tarifazo de la luz, en estas últimas 72 horas, Podemos se encargado de arrojar a la cara a sus socios otros tres asuntos de calado: de nuevo la vigencia de la Corona -un clásico-; pero también los acuerdos estratégicos de Pedro Sánchez con Pere Aragonés para la ampliación de El Prat, y la OPA a Naturgy. Más aún, los morados han decidido abrir el curso parlamentario sacando los colores a su socio en el Congreso por estos dos asuntos.

Fuentes socialistas consultadas por ESdiario no ocultan su preocupación. Y su enfado. Sobre todo con Adriana Lastra, a la que se acusa de "estar desaparecida". Recuerdan estas fuentes que para evitar estas peleas con luz y taquígrafos hay constituida una llamada Mesa de coordinación entre ambos grupos parlamentarios. Allí acordaron llevar las discrepancias.

 

La mesa de coordinación entre PSOE y Podemos, el fracaso del foto para evitar las broncas en público.

 

En el lado morado también hay cada día más "hartazgo" con Sánchez. Al que acusan de no comunicar sus decisiones estratégicas -como la del Prat este lunes- con la vicepresidenta Yolanda Díaz. La propia líder del ala Podemos del Gobierno ha trasladado este malestar a Moncloa en estas últimas horas.

Nadie duda de que no llegará la sangre al río. Pero Ione Belarra ha decido tensar la cuerda al máximo a las puertas de una negociación de los Presupuestos de 2022 que va a ser a cara de perro. Ya se sabe: la Ley del Alquiler, el Salario Mínimo y ahora la empresa pública de energía que exige, entre otras pretensiones de Podemos.