30 de Julio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Sánchez, este miércoles en su cumbre telemática con la primera ministra de Nueva Zelanda.
Sánchez, este miércoles en su cumbre telemática con la primera ministra de Nueva Zelanda.

Sánchez huye del caos doméstico y se refugia en su secundaria agenda exterior

El inquilino de La Moncloa busca fuera la tranquilidad y el "brillo" que no logra en España. En plena crisis con Marruecos y los indultos, el presidente mira fuera de nuestras fronteras.

| Javier Ruiz de Vergara España

Iván Redondo no quiere ver de cerca el barranco en el que se ha convertido la política doméstica para Pedro Sánchez. Y en pleno terremoto interno por la crisis diplomática con Marruecos, el incendio interno en el PSOE por los indultos a los líderes independentistas, y la indignación ciudadana con el tarifazo eléctrico, el asesor aúlico de Moncloa ha decidido mover el foco para que sobre su jefe luzcan los brillos de la agenda internacional.

Polonia el lunes, Nueva Zelanda este miércoles, Libia el jueves, y Argentina y Costa Rica la próxima semana. El Falcon a pleno rendimiento y la vía telemática plenamente activada. Así, en estos próximos días Sánchez va a protagonizar una frenética actividad relacionada con la política exterior. Curiosamente, ninguna de sus citas tiene relación con Marruecos, Argelia o Estados Unidos, los países vinculados a la crisis con Rabat.

Tras protagonizar este pasado lunes una cumbre bilateral con el primer ministro polaco, cerrando literalmente la ciudad de Alcalá de Henares, Sánchez ha dedicado la mañana de este miércoles a una reunión telemática con la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinta Arden. Y en 24 horas, vuelta al avión oficial rumbo a Libia.

Según se ha encargado de subrayar Moncloa, Sánchez y su homóloga neozelandesa  han constatado su "sintonía" y su "visión compartida" en muchos aspectos a nivel internacional en la cumbre bilateral que han mantenido y que ha servido para elevar la relación entre los dos países a "un nuevo nivel", el de la asociación estratégica.

Según esas fuentes gubernamentales, la cita de Sánchez manda un "importante mensaje" sobre cómo los gobiernos de dos países geográficamente tan distanciados como España y Nueva Zelanda, "comparten valores democráticos comunes como la igualdad, la sostenibilidad y el pluralismo", y trabajan juntos para impulsarlos en la escena internacional, ha defendido el presidente.

 

Sánchez este lunes, en la cumbre bilateral con Polonia en Alcalá de Henares.

 

Y tras elevar a otro "nivel" las relaciones con Nueva Zelanda, el presidente viaja este jueves a Trípoli para trasladar el apoyo a las nuevas autoridades del país, que tendrá su máxima expresión con la reapertura de la Embajada española.

El viaje de Sánchez lo ha publicitado él mismo en un artículo de opinión publicado por el diario La Vanguardia. Según el presidente, Libia está ante un "periodo de esperanza y oportunidades" y por eso España, resalta, "apoya esta transición hacia la estabilidad".

Rumbo al continente americano

Y mientras un sector del PSOE le exige que reuna de forma urgente a sus órganos de dirección (Comité Federal) para debatir la posición del partido sobre los indultos, Sánchez piensa seguir volcado la próxima semana con su agenda internacional, siempre más vistosa que la interna.

 

El Falcon volverá a surcar los cielos y a cruzar el charco la próxima semana. Un viaje programado a partir del martes próximo que llevará al presidente del Gobierno por dos países latinoamericanos.

El primero será Argentina, pese a que su presidente Alberto Fernández, ya estuvo en Moncloa hace unos días, pese a lo cual el encuentro volverá a celebrarse, esta vez en la Casa Rosada de Buenos Aires.

Pero sin que estuviera programado, y organizado sobre la marcha, Sánchez también se desplazará a Costa Rica. Hasta el 11 de junio el presidente estará fuera de España.