| 26 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
María Jesús Montero y Pedro Sánchez
María Jesús Montero y Pedro Sánchez

Sánchez inicia la precampaña con un colosal abucheo tras culpar de todo a Feijóo

El presidente del Gobierno ha culpado de todos los males de España a Putin y Feijóo en un mitin en el que ha sido abucheado: “Menos mal que estamos los socialistas gobernando”

| Miguel Centeno España

Después de una semana convulsa en la que Pedro Sánchez ha tenido que enfrentarse a sus propias contradicciones, anuncio la reducción del IVA del gas del 21% al 5% tras haber movilizado un día antes a sus ministros para que hicieran campaña en contra de la medida, la cual fue propuesta por Feijóo desde hace cinco meses, el presidente del Gobierno ha iniciado este sábado la precampaña electoral de cara a las elecciones autonómicas y municipales del próximo 2023.

Y para ello ha acudido a un mitin en Andalucía, antiguo bastión socialista y reflejo de la última gran catástrofe electoral del PSOE el 19 de junio, cuando en las elecciones autonómicas, el popular Juanma Moreno arrasó en votos logrando una sólida mayoría absoluta. La idea de Sánchez es volver a territorio andaluz para movilizar al electorado socialista que, cree, todavía existe. 

Un mitin que se ha llevado a cabo en la ciudad de Sevilla, y en el que Ferraz ha querido "explicar directamente a los ciudadanos las medidas y políticas adoptadas por el Ejecutivo en su beneficio”. El resultado, sin embargo, ha sido más bien otro. Y es que el presidente del Gobierno, acompañado del secretario general del PSOE-A, Juan Espadas y el alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, ha querido reforzar la línea argumental que ha ido sosteniendo estas últimas semanas: el PP es el causante de la mitad de los males que sufre España y Putin el de la otra mitad. 

Todo ello mientras, una serie de vecinos de la zona, se han llevado pitos y cacerolas para abuchear al presidente. Unas protestas que el presidente del Gobierno, lejos de ignorar, las utilizó para reflejar su prepotencia: “Va a ser un mitin interactivo. Gracias por el recibimiento, incluso a aquellos que parece que tienen bastantes pulmones… Pero no nos vamos a esconder, no nos vamos a callar. Vamos a explicar las cosas. Estamos haciendo muchas cosas por los españoles”.

Un mitin en el que empezó colgándose la medalla de la vacunación (que depende de las CC.AA), y en el que, como suele ser habitual, ha anunciado medidas institucionales usándolas electoralmente: “Gracias al ejemplo de vacunación, estamos superando una de las mayores calamidades de los últimos 100 años. Quería comentaros que, hablando con Carolina Darias, ya van a venir las vacunas frente a las nuevas variantes del covid. A partir de octubre vacunaremos ya a los mayores de 80 años". 

“Frente a los agoreros, demostramos ser solidarios y ejemplares en el compromiso de vacunación. Estamos viendo cómo se está limitando el precio al gas en los 7 principales países del mundo y el Gobierno apoya esta medida frente a Putin para cortar los ingresos de Rusia. Pedimos a Europa que sin justificación alguna haga las reformas necesarias para defender la clase media española. Y sobre todo a la industria”, ha espetado Sánchez.

“Frente al chantaje de Rusia cerrando el gas, nosotros vamos a defender a nuestro tejido productivo y a la industria española. Lo vamos a hacer como lo llevamos haciendo todos estos meses de guerra”, ha añadido.

Además, ha vuelto a culpar a Feijóo de la crisis que vive España por “negarse a todo”, tal y como han venido defendiendo estos últimos meses desde Moncloa: “Es una legislatura compleja y dificil. Me hago cargo de la angustia y frustración y enfado de muchos ciudadanos españoles que han visto cómo en dos años y medios se han confinado, han renunciado al contacto familiar por el covid y que, ahora, se les cruza una guerra como la de Ucrania. Me hago cargo de ese enfado, pero quiero que los españoles sepan que la función de la política en momentos de crisis es ser útil, sana y en servicio del país. 

“Somos el gobierno de la gente. Vamos a defender a los trabajadores, cueste lo que cueste. Por eso desde antes de la guerra, empezamos a rebajar los impuestos de la luz, que afectan a la mayoría de las familias, rebajando el 80% de los impuestos vinculados al precio de la luz, por eso anunciamos que de cara al invierno rebajaremos el IVA ligado al gas”, ha defendido, sin decir nada de que esa era la propuesta inicial de Feijóo que despreció e incluso llegó a decir que no serviría para nada. 

“Son medidas de sentido común, en beneficio de la mayoría. Se puede votar en contra como hace el PP. Para ellos, que dan lecciones de españolismo, les digo que querer a España es trabajar para el bien de la gente. Que arrimen el hombro y dejen de decir que no a todo como hacen en el Congreso. Somos gente solidaria y responsable. Pensamos en el presente y futuro. Por eso hacemos políticas sociales sin dejar de hacer, como hizo la derecha, un cuidado de lo público. Nuestro compromiso con los servicios públicos es compatible con la consolidación fiscal”, ha señalado. 

“Le propongo a los españoles que me digan cuál ha sido la reacción de la derecha a las políticas de este Gobierno, como la subida del SMI o la revalorización de las pensiones. (…) Pues ir en contra. Este Gobierno ayuda a la mayoría y la derecha está a otra cosa. Es evidente. Defienden sus intereses y el de los poderosos. Menos mal que estamos los socialistas para solventar esta situación”, ha zanjado Sánchez.