| 18 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Mohamed VI ya ha sacado a Sánchez 100 millones en dos años a base de extorsiones

Los 30 millones este martes son un suma y sigue. Marruecos ha visto multiplicadas las ayudas para el control de la inmigración irregular de la UE y de España, pero nunca es suficiente.

| A.I.M. España

 

En menos de dos años Marruecos ha sacado a Pedro Sánchez casi 100 millones de euros como contraprestación por contener la inmigración irregular, además de 130 todoterrenos Toyota para sus policías. Y ni por ésas.

El Gobierno volvió a tirar este martes de fondos públicos para aplacar la furia del reino alauita, explicitada por su embajadora en España, que no tuvo reparos en reconocer que la avalancha humana era una represalia. 

Poco antes de que el presidente se marchase a Ceuta, el Consejo de Ministros autorizó una inyección de 30 millones de euros "para contribuir a la financiación del despliegue de las autoridades marroquíes en actividades de lucha contra la inmigración irregular, el tráfico de inmigrantes y la trata de seres humanos".

Según el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, esta ayuda ya estaba prevista antes de la marcha verde orquestada por el reino de Mohamed VI. El ministro del Interior, de hecho, desvinculó una cosa y otra en su comparecencia pública.

Sin embargo, desde que Sánchez está en La Moncloa el ciclotímico vecino del Sur ha visto incrementar cuantiosamente los fondos procedentes de España para que controle las fronteras con Ceuta y Melilla. 

El 19 de julio de 2019, estando en funciones, el Gobierno socialista autorizó la concesión de 30 millones de euros para "contribuir a la financiación del despliegue de las autoridades marroquíes en sus actividades de lucha contra la inmigración irregular, el tráfico de migrantes y la trata de seres humanos". Tuvo que sacarlos del Fondo de Contingencia, puesto que los Presupuestos eran los de 2018 y estaban prorrogados. 

"Los recursos de los países africanos de origen y tránsito del tráfico de personas que tiene por destino (o tránsito) España son limitados, por lo que sus fuerzas de seguridad y de control de fronteras no disponen de medios para atender las necesidades de actuación", justificó entonces el Ejecutivo.

Las ONGs Access Info Europe y Andalucía Acoge llegaron a presentar un recurso ante el Tribunal Supremo contra esta ayuda millonaria, con el argumento de que no podía justificarse recurrir al Fondo de Contingencia con "el pretexto de una nueva crisis migratoria". No obstante el recurso fue rechazado en enero de este año por la Sala de lo Contencioso-Administrativo.

El Ejército desplegado en Ceuta.

 

El 23 de agosto, de 2019 en medio de la crisis del Open Arms, el Consejo de Ministro autorizó una nueva partida de 32.369.000 euros con destino a Marruecos. Nuevamente en concepto de "financiación del despliegue de las autoridades marroquíes en actividades de lucha contra la inmigración irregular, el tráfico de inmigrantes y la trata de seres humanos".

Access Info Europe cursó una solicitud a través del Portal de Transparencia para conocer los pormenores. El Ministerio del Interior contestó que no se los podía dar porque, "siendo Marruecos un país de importancia estratégica, por ser un país de origen y tránsito clave en la rutas de inmigrantes irregulares hacia España, esta confianza mutua se vería perjudica por la difusión de información relativa al empleo de la ayuda para los fines que fue concedida".

Por contextualizar, en 2018 Marruecos había recibido de España, con Mariano Rajoy de presidente, poco más de 2,5 millones de euros. 

El pasado mes de febrero, la Secretaría General de la Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas del Ministerio de Asuntos Exteriores adjudicó finalmente un contrato que, cuando salió a concurso en octubre del año pasado, fue muy polémico. 

En concreto, la compra de 130 vehículos todoterreno "para apoyar al Ministerio del Interior del Reino de Marruecos en el marco del proyecto Apoyo a la gestión integrada de fronteras y de la migración en Marruecos

Fue adjudicado a Toyota Du Maroc por cerca de 5,9 millones de euros (IVA incluido), cofinanciados por la Unión Europea. 

Marruecos es ya, de hecho, el tercer país que más dinero recibe de la UE para el control de las fronteras, después de Turquía y Libia. Rabat mantiene un tira y afloja desde hace meses con Bruselas porque quiere más dinero.

Desde 2018, y según la comisaria europea de Asuntos de Interior, Ylva Johansson, el reino de Mohamed VI ha recibido 343 millones de euros para el control migratorio. El año pasado, la mitad de los más de 20.000 migrantes que llegaron a Canarias eran marroquíes.