| 02 de Diciembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Iglesias, en uno de los salones de su casa, durante la videoconferencia con Sánchez
Iglesias, en uno de los salones de su casa, durante la videoconferencia con Sánchez

Iglesias enseña sin querer su mansión por dentro y aclara si tiene coronavirus

El vicepresidente segundo lleva días fuera de circulación por "culpa" de su mujer y solo aparece por plasma, mostrando imágenes íntimas como ésta.

| Manuel Villa España

El chalet de Pablo Iglesias e Irene Montero ha sido uno de los grandes motivos de polémica que persigue a la pareja más relevante de la política española. Pero también uno de los grandes misterios. Las imágenes del exterior han sido difundidas en incontables ocasiones y casi todo el mundo sabe que la enorme parcela en Galapagar goza de dos casas, piscina y todas las comodidades de la burguesía más acomodada.

Pero del interior poco se conoce. Hasta ahora. Porque ha sido el propio Pablo Iglesias quien ha mostrado una parte íntima de la propiedad, de manera involuntaria e inevitable, al verse obligado a participar telemáticamente en un Consejo de Ministros a través de videoconferencia.

En la misma, se ve a Pedro Sánchez en Moncloa conectando este viernes a través de un plasma con todos sus ministros, una imagen bien simbólica en quien acusaba a Mariano Rajoy de comparecer en una pantalla. En su caso no ha sido solo él, y todo el Consejo de Ministros ha tenido que utilizar ese procedimiento por la imposibilidad de tener contacto personal tras la infección de Irene Montero.

 

En la pantalla fragmentada donde se percibe a varios ministros, entre ellos al de Cultura o a la de Transición Ecológica, aparece también Pablo Iglesias en un amplio salón, mirando hacia abajo, vestido igual que cualquier día ordinario y poniendo de fondo una amplia estantería repleta de libros.

No está enfermo pese a Montero

La anécdota se completa con una información de mayor enjundia: a pesar de que su pareja y ministra de Igualdad, Irene Montero, ha contraído el coronavirus en la semana posterior a la masiva marcha del 8M que desaconsejó hasta Europa por el riesgo de contacto, el líder de Podemos no tiene la enfermedad. "No tengo coronavirus" ha aclarado el propio Iglesias en sus redes sociales, con lo que estará operativo de nuevo en 14 días, cuando pase su cuarentena.

El despliegue inmobiliario de los Iglesias, que en el pasado atacaron con dureza a los políticos que vivían en mansiones como la que ellos adquirieron al poco tiempo de disponer de elevados sueldos públicos, ha merecido los mordaces comentarios de muchos usuarios de las redes, pero quizá el más descarnado sea el de Ignacio Ruiz Quintano, columnista de ABC.