| 19 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pepu Hernández, otra apuesta fallida de Pedro Sánchez en Madrid.
Pepu Hernández, otra apuesta fallida de Pedro Sánchez en Madrid.

La descomposión del PSOE de Madrid provoca una guerra total por su control

La dimisión de Pepu Hernández es la última consecuencia del caos interno al que el fracaso continuado de Moncloa ha conducido a una federación socialista históricamente ingobernable.

| Javier Ruiz de Vergara España

"Deseamos a Pepu la mayor de las suertes en sus nuevos proyectos personales". Con esta frase de compromiso ha despedido el PSOE de Madrid -la gestora impuesta por Ferraz con lo dirige provisionalmente- a Pepu Hernández, la gran apuesta personalísima de Pedro Sánchez para dar hace dos años su gran batalla electoral en Madrid.

Y, de momento, la desconocida Mar Espinar asume de forma interina la difícil misión de poner voz y rostro al PSOE en el que es el gran escaparate político de la política nacional, la capital de España.

Que el PSOE-M se descompone no es una novedad. Menos aún desde el triunfo arrollador de Isabel Díaz Ayuso en las urnas del 4-M, la obligada dimisión de Ángel Gabilondo y la salida inmediata del líder socialista madrileño hasta entonces, José Manuel Franco.

Nada de eso, ni esa gestora impuesta por Sánchez, ha evitado frenar el caos en una delegación clave para los intereses de Moncloa cara a las próximas generales y que amenaza con arruinar el paseo triunfal del presidente en el 40 Congreso Federal del próximo octubre en Valencia.

Mientras el socialismo madrileño asiste perplejo a la extraña cohabitación entre Isaura Leal, la fiel sanchista que dirige el partido de forma interina; y Hana Jalloul, que parecía la última apuesta de Sánchez para dar la batalla a Ayuso, otra guerra interna se ha recrudecido en las última semanas: la que protagoniza la propia Jalloul con Juan Lobato, alcalde de Soto del Real y uno de los grandes animadores de las primarias que deberán elegir al relevo de Franco y al nuevo líder encargado de asumir el legado de Ángel Gabilondo en la Asamblea de Madrid.

 

 

"Esperando a Pilar Llop": el socialismo madriñeño sigue a la deriva tras otra apuesta fallida de Sánchez en una federación clave.

 

Lobato, junto a Sara Hernández y la testimonial Eva Llarandi ya están en la batalla de esas primarias que deberán llevar al nuevo líder  del PSOE madrileño al Congreso regional que debe celebrarse tras el Congreso Federal.

 

Aunque no son pocos en la cúpula del socialismo madrileño, como adelantó el director de ESdiario, Antonio Martín Beaumont, los que consideran que la gran apuesta de Pedro Sánchez para las autonómicas madrileñas de 2023 es, en realidad, la ministra de Justicia, Pilar Llop, la gran baza en la sombra.

Sea cual sea el futuro en la federación históricamente más convulsa y problemática del PSOE, lo cierto es que desde que Sánchez purgó al portavoz municipal más valorado en su partido, Antonio Miguel Carmona, el actual líder ha achicharrado ya a sus dos apuestas personales en el Palacio de Cibeles: Purificación Causapié y el hoy dimitido Pepu Hernández.

Según reiteran a ESdiario fuentes del socialismo madrileño, la ministra Margarita Robles sigue planeando sobre la capital y Llop suena "para todo". Pero lo cierto es que el PSOE-M, como la propia comunidad autónoma, se le resiste a Sánchez como no ha ocurrido en ningún otro rincón de España.