| 05 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Iñigo Urkullu y Arnaldo Otegi
Iñigo Urkullu y Arnaldo Otegi

Barra libre de acercamientos etarras: el PNV acepta el 93% con el OK de Moncloa

El gobierno de Urkullu ha permitido el traslado de la mayoría de presos de ETA a cárceles vascas con el beneplácito de Marlaska tras la cesión de competencias penitenciarias

| ESdiario España

El Gobierno Vasco liderado por el PNV y bajo la presidencia de Iñigo Urkullu ha aceptado el acercamiento a prisiones de Euskadi del 93% de los presos de la banda terrorista ETA que lo han pedido desde que hace un año ejerce las competencias en materia penitenciaria tras las cesiones de Sánchez en Moncloa a cambio de apoyos parlamentarios de los independentistas en el Congreso. 

El Ejecutivo autonómico ha recibido desde que asumió la gestión penitenciaria en octubre pasado 388 solicitudes de traslados a alguno de sus tres centros penitenciarios por parte de internos que cumplen condena en otras cárceles españolas.

De total de peticiones tramitadas, 313 corresponden a presos comunes, habiendo aceptado 87 (27,8%). Las restantes 75 pertenecen a condenados por su pertenencia a ETA que, tras el fin de la dispersión del actual Gobierno central, quieren ser acercados a algunas de las tres cárceles vascas.

De estas 75 peticiones de etarras, 70 han sido aceptadas (93,3%) y en tan sólo cinco casos han sido denegadas, "principalmente" porque su arraigo no está acreditado en la comunidad autónoma vasca, sino con Navarra o con el País Vasco Francés. Ese, ha sido el único argumento del gobierno vasco para denegar esos cinco acercamientos. 

El Gobierno Vasco ha rechazado 226 de las 313 solicitudes recibidas para el traslado a Euskadi de presos condenados por delitos comunes, lo que representa el 72,2% de las peticiones formuladas. En este caso, el rechazo se debe a que no han acreditado arraigo alguno en la comunidad autónoma, según han explicado desde el Departamento de Justicia. Las mismas fuentes indican que el único argumento que esgrime "la mayoría" de estos reclusos para acreditar su supuesto arraigo en el País Vasco es que cometieron su delito en la comunidad autónoma. Eso sí, los etarras han tenido “barra libre” y mayor porcentajes de aceptación.