| 29 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Irene Montero
Irene Montero

La delirante justificación de Irene Montero para aprobar su 'Ley Trans'

La ministra de Igualdad intenta justificar la necesidad de una ley llena de críticas aludiendo a una realidad en la que hay "muchísimos niños y niñas" que la necesitan.

| A. Jiménez España

Irene Montero sigue de ruta por las televisiones intentando convencer de las bondades de la 'Ley Trans' que se aprueba este martes en el Consejo de Ministros. Una norma "histórica" que, a su juicio, hará feliz a mucha gente que a día de hoy vive "discriminada" y sobre todo a "muchísimos niños y niñas que en el colegio no se atreven a decir quiénes son".

Y es que, la titular de Igualdad ha dibujado en una entrevista en RTVE un escenario en el que la discriminación es una norma habitual y en el que muchas personas, asegura, sienten "miedo" incluso de ir al médico "porque le van a llamar por un nombre que no es el suyo, como le pasa a muchas personas trans".

 Según Montero, "hay mucha gente que no va de la mano de su pareja porque es una persona de su mismo género; hay personas que no le alquilan una vivienda porque es una mujer que va de la mano de otra mujer y quiere vivir con su pareja; y hay mucha gente a la que no le dan un trabajo porque es una mujer trans".

También, a juicio de la titular de Igualdad, "hay muchísimos niños y niñas que en el colegio no se atreven a decir quiénes son o sufren la burla o el estigma o simplemente la incomprensión" de sus compañeros.

Por ello, ha intentado convencer de la necesidad de una norma que "cambia la vida cotidiana y permite reconocerles el derecho a ser felices y son leyes que hacen historia", a pesar del rechazo frontal con el que se ha encontrado, incluso en el seno del propio movimiento feminista.

Cisma feminista en el Gobierno

Incluso dentro del Gobierno se abrió un cisma importante por esta cuestión, ya que desde Podemos se ha impuesto la llamada autodeterminación de género, lo que chocaba con las posturas feministas de la vicepresidenta Carmen Calvo. 

De hecho, la posición de Calvo, al igual que el feminismo clásico, pasaba por preservar el concepto jurídico de la mujer ante la amenaza para leyes de discriminación y género, lo que llamaron el "borrado de la mujer".

Sin embargo, los morados consideran el género como una elección y por lo tanto se podrá realizar un cambio de sexo sin necesidad de pruebas, testigos, ni informe médico que lo avale, incluso para menores, ya que sólo con ir al Registro Civil, los mayores de 16 años podrán realizar esta modificación.

El texto, además, permite el cambio de sexo legal a partir de los 12 años en diferentes tramos: a los 16 sin requisitos, entre los 14 y 16 con consentimiento de sus representantes legales, y entre los 12 y 14 mediante autorización judicial.

Así, para Montero "la clave de la ley es que las personas trans deciden y dicen quiénes son ante las administraciones, y no les obligamos ni a hormonarse ni a que nos demuestren que están enfermas para poder cambiar su identidad de género", lo que ha supuesto una lucha interna en el seno del movimiento feminista, que se trasladó incluso al Gobierno, en el que la ministra de Igualdad ha ganado la batalla.