| 02 de Diciembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

Sánchez 'cuela' en el Congreso su último ataque a Isabel Díaz Ayuso

El presidente ha vuelto dejar en evidencia su obsesión con la líder de la Comunidad de Madrid en pleno debate sobre la descentralización de las instituciones.

| A. J. España

Isabel Díaz Ayuso no está presente en el Congreso de los Diputados, pero cualquier oportunidad sirve para iniciar un nuevo ataque a la presidenta madrileña por parte del jefe del Ejecutivo. Una pregunta de Tomás Guitarte, diputado de Teruel Existe ha sido la excusa perfecta para que Pedro Sánchez se lanzase contra Ayuso.

En concreto, Sánchez ha proclamado su "apuesta decidida" por avanzar en su intención de sacar algunas sedes de instituciones de la Comunidad de Madrid como una forma de "luchar contra la despoblación".

 "Fíjese que algunas veces me llevo las críticas de alguna presidenta de comunidad autónoma por hacer una apuesta decidida y firme por la descentralización. Lo estamos haciendo con la ubicación de nuevas instituciones en Soria o en León y revitalizando el proyecto de Ciuden, que la derecha cuando gobernaba abandonó", ha asegurado.

De este modo, el jefe del Ejecutivo ha querido utilizar la pregunta de Tomás Guitarte en la sesión de control al Gobierno en el Congreso para lanzar este mensaje contra las críticas de Isabel Díaz Ayuso al debate de la descentralización.

En cualquier caso, Sánchez ha reivindicado también la apuesta por el reto demográfico en los proyectos de cuentas públicas presentados por su Ejecutivo: "Este Gobierno cree y tiene una apuesta rotunda por el reto demográfico y por la cohesión territorial".

Sin embargo, Ayuso ya ha dejado claro en numerosas ocasiones que hará todo lo que esté en su mano para evitar lo que considera un "ataque" a Madrid, puesto que parece que el presidente del Gobierno tiene una obsesión que siempre que puede, la saca a relucir.