| 24 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Patxi López gesticula delante de Pablo Echenique.
Patxi López gesticula delante de Pablo Echenique.

El guirigay del Gobierno estalla y Podemos amenaza: "Hay señales preocupantes"

El veto de Moncloa a la Ley de Familia de Belarra y a la Trans de Irene Montero vuelve a agitar las aguas revueltas de la coalición. La proximidad de la precampaña amenaza ruina total.

| Javier Ruiz de Vergara España

En la ruleta del casino de la coalición progresista se juega ya al "no va más". Y la situación de bronca total entre PSOE y Podemos ha llegado a tal punto que los socios menores del entramado Frankenstein se han visto obligados este martes a salir a la palestra para llamar a los dos socios a la calma. Todo después de que Moncloa haya vetado de nuevo proyectos estrella de los morados y estos hayan alzado la voz al grito de "hay señales preocupantes".

Echenique advierte: "El PSOE se equivocaría si pensara que el hecho de que no salgan leyes lideradas por Podemos tiene algún tipo de ventaja, porque en realidad es una desventaja para el conjunto de la ciudadanía y para el Gobierno de coalición"

El propio portavoz de UP, Pablo Echenique, ha alertado de que aprecia "señales preocupantes" de que el PSOE está inmerso en "cálculos electorales" tras la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado  del año que viene, a tenor de las últimas disputas en la coalición y con el "bloqueo" de iniciativas legislativas impulsadas por el espacio confederal.

Durante una comparecencia de prensa en la Cámara Baja, el dirigente de la formación morada ha elevado el tono frente a su socio para incidir en que la situación de la Ley Trans y la de Familias son dos "ejemplos prominentes" de esa deriva en los socialistas, que se suma a otros conflictos como la propuesta de ampliación de cálculo de las pensiones desde el Ministerio de Seguridad Social, que rechazan de plano.

"El PSOE se equivocaría si pensara que el hecho de que no salgan leyes lideradas por Unidas Podemos tiene algún tipo de ventaja, porque en realidad es una desventaja para el conjunto de la ciudadanía y para el Gobierno de coalición", ha remachado para advertir de que percibe estrategia política de su socio, con el fin de perjudicarles.

Asimismo, ha criticado que los socialistas no hayan dado explicaciones a la demora en la aprobación de la Ley de Familias, rompiendo el acuerdo para que se aprobara hoy en el Consejo de Ministros, y recurra a argumentos "espúreos" para mantener vivas sus enmiendas a la normativa Trans, que a su juicio implica recortes de derechos al colectivos, sobre todo a los menores, con un planteamiento que podría apoyar el PP e incluso Vox.

Errejón reclama al Ejecutivo que "no se despiste" ni se "ensimisme en sí mismo", sino que mire "hacia fuera" y "vuelva a tomar la iniciativa" para aprobar esas leyes, que considera cruciales.

No es el único punto de fricción en el seno del Ejecutivo, que también se ha producido por la Ley contra la Trata, la Ley de Vivienda y la derogación de la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida por sus detractores como Ley Mordaza, entre otras materias.

Mensaje a Moncloa

De hecho, Echenique ha desdeñado el argumento deslizado por el PSOE referido a que la necesidad de aportar más seguridad jurídica a la Ley Trans, que es un proyecto legislativo que emana del Consejo de Ministros, es decir, que el PSOE es coproponente tras intensa negociación y pasar por diversas fases consultivas.

"A mí que el PSOE diga que una ley que tiene su firma no tiene seguridad jurídica me parece difícil de explicar. ¿Está el PSOE diciendo acaso que hacen leyes sin seguridad jurídica?", ha cuestionado para indicar que la respuesta es no y que su posición de proseguir en sus cambios a la ley responde a otros motivos ocultos.

Los menores tocan a rebato

Con este escenario, Más País y Compromís y también el Bloque Nacionalista Galego (BNG) han coincidido este martes en reclamar a los dos partidos que se dejen de peleas internas y se centren en aprobar la ley de vivienda, que acumula meses de parón en el Congreso, y deroguen de una vez la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana.

 

La portavoz, este martes, flanqueada por los ministros Llop y Bolaños.

 

En una rueda de prensa en el Congreso, el líder de Más País, Íñigo Errejón, ha reclamado al Ejecutivo que "no se despiste" ni se "ensimisme en sí mismo", sino que mire "hacia fuera" y "vuelva a tomar la iniciativa" para aprobar esas leyes, que considera cruciales.

Sin 'comité de crisis'

Pero pese a la gravedad de la situación, el Gobierno no considera que deba reunir el comité de crisis con Unidas Podemos, porque cree que la única tensión que mueve al gabinete es la de atender las preocupaciones de los ciudadanos.

Así lo ha afirmado la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, durante la rueda posterior al Consejo de Ministros al ser preguntada hasta en tres ocasiones por las diferencias entre los socios del Gobierno en asuntos como la Ley de Familia; el proyecto de Ley Trans o la reforma de las pensiones, cuya propuesta para ampliar a 30 años el periodo de cómputo también ha sido criticado por Podemos.

Ante esta situación, y cuestionada sobre si va a haber una reunión del comité de crisis entre PSOE y Unidas Podemos, la ministra ha dejado claro que no ve necesario "convocar ningún encuentro adicional puesto que el Gobierno de coalición está permanentemente en contacto".