| 02 de Febrero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Irene Montero aplaude tras la aprobación de la Ley Trans
Irene Montero aplaude tras la aprobación de la Ley Trans

El PSOE traga con el sapo de la Ley Trans con protesta de Carmen Calvo incluida

El Congreso aprueba la norma impulsada por Irene Montero pese a las reticencias de los socialistas, que dan un sí a regañadientes, con la abstención de la exvicepresidenta de Sánchez

| Enrique Martínez España

La Ley Trans es ya una realidad tras su voto favorable en el Congreso de los Diputados. Un sapo que se ha tragado el PSOE, que en sus sectores más feministas mostraba muchas reticencias a esta ley, pero con la que han tenido que hacer la vista gorda para ceder ante sus socios de Unidas Podemos, que le meten un gol a los socialistas y se apuntan el tanto.

La Ley Trans ha sido una de las mayores batallas entre PSOE y Podemos, que ha tenido sus tiras y aflojas durante casi dos años, en la que los socialistas no han tenido más remedio que claudicar ante las pretensiones del ministerio de Igualdad que dirige Irene Montero para poder salvaguardar su gobierno de coalición. Ahora, con la luz verde en el Congreso, la ley es una realidad, quedando sólo el voto favorable en el Senado que se da por seguro.

 

Sin embargo, por el camino de esta iniciativa ha fracturado al PSOE y le ha hecho una gran herida entre el sector feminista y el LGTBI, con salidas sonadas como la de la activista y exdiputada Carla Antonelli. El día de la votación en el Congreso, esta brecha ha vuesto a vislumbrarse con el voto de abstención de la exvicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo.

Calvo, considerada la cabeza visible de la rebelión de las socialistas feministas contra la Ley Trans, ha roto la disciplina de voto del Grupo Socialista con su abstención -veremos si ahora la dirección del grupo la sanciona-, haciendo patente que el PSOE da un sí a la ley entre regañadientes.

"Autodeterminación de género"

El voto crítico de Calvo se produce tras no aceptarse las enmiendas a la Ley Trans que pretendían las socialistas. “Tal y como está, mi partido no puede asumir el texto sin enmendar”, defendía la ex vicepresidenta de Pedro Sánchez. Pero la ha asumido para mantener el equilibrio con sus socios de Podemos.

La Ley Trans aprobada reconoce la llamada autodeterminación de género, que supone que las personas trans podrán cambiarse de sexo en el Registro Civil con una mera declaración sin presentar informes médicos o psicológicos ni tampoco dos años de hormonación, dos condiciones que sí se requieren actualmente.

Este punto es el que ha provocado el rechazo de los lobbys feministas y su guerra con los colectivos LGTBI, ejemplificado en el voto de Carmen Calvo.