| 27 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Pedro Sánchez
Pedro Sánchez

La rotunda lección que las Comunidades lideradas por el PP están dando a Sánchez

En un momento en el que el Gobierno trata de apagar conflictos a base de subvenciones y parches, los gobiernos regionales en manos de los populares están teniendo muy clara la prioridad.

| M. Villa España

Mientras que el Gobierno de Pedro Sánchez trata de apagar los fuegos sectoriales y económicos a base de inyectar subvenciones, tirar del 'cheque' europeo y, en general, prodigar parches, las Comunidades Autónomas del PP están mostrando una unidad de acción en la gestión administrativa fiscal y administrativa que marca el camino y, de paso, sonrosa a los residentes de La Moncloa.

Así, en las regiones en manos de los populares se está ejecutando desde el comienzo de este año una bajada fiscal generalizada. Mientras tanto, Sánchez no baja impuestos y hasta tiene proyectado subirlos.

El estudio 'Panorama de la fiscalidad autonómica y foral 2022' que cada año saca a la luz el Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF) es muy claro al respecto. En este extenso documento, los economistas recogen el comportamiento de cada autonomía con los impuestos sobre los que tienen cedida las competencias: IRPF, el Impuesto sobre el Patrimonio, el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales...

 

Entre las principales novedades fiscales de este año, destaca la mencionada bajada fiscal generalizada que han ido anunciando las regiones gobernadas por el PP. En el lado contrario, están regiones como Baleares o Cataluña, que han decidido elevar todavía más la fiscalidad a sus ciudadanos a pesar de la crisis económica e inflacionista que azota el país.

Los impuestos y la inflación galopante

Andalucía, Galicia, Madrid y Murcia han rebajado este año sus tarifas de IRPF, mientras Cataluña ha rebajado los tramos inferiores, pero ha aumentado los medios. En este punto, destacan las acciones de País Vasco y Navarra, que han recortado al 1,5 y 2%, respectivamente el IRPF para aliviar a sus contribuyentes del efecto de la inflación. "Todo legislador tributario tiene el deber el deber de no cobrar más impuestos por la inflación" han sentenciado los economistas, que han realizado este estudio, invitando al Gobierno y a las CCAA a imitar a estas dos regiones.

En Patrimonio, lo más llamativo es la rebaja de la tarifa en Andalucía y el establecimiento de una bonificación del 25% en Galicia. Respecto a Sucesiones y Donaciones, Andalucía ha rebajado de la tarifa con efectos en grupo III y IV (que son los hermanos, sobrinos y los llamados herederos "extraños") mientras que Murcia y Castilla y León han aplicado una bonificación del 99% para las donaciones al grupo III (los grupos I y II ya estaban bonificados en ambas modalidades).

Un año más, por otra parte, la Comunidad de Madrid se ha coronado como la autonomía con la fiscalidad más atractiva del país. En IRPF, la región que comanda Isabel Díaz Ayuso es la que menos ahoga a sus contribuyentes más acaudalados, pero también a los más pobres.

 

Las regiones de izquierdas no son las únicas que no bajan la fiscalidad este año. A nivel estatal, cada vez es más improbable que el Gobierno se decida a aplicar una rebaja generalizada en la fiscalidad de la luz, el gas y los carburantes como claman empresas y ciudadanos en plena tormenta energética.

Mientras los países europeos ya han puesto en marcha una larga lista de medidas y bajadas fiscales, en España, particulares y empresas tendrán que esperar al próximo día 29 para averiguar la fórmula con la que el Ejecutivo de Sánchez piensa actuar. Eso sí, si finalmente se produjera algún alivio impositivo, todo apunta a que resultará insuficiente, será limitado en el tiempo o dejará a contribuyentes fuera.