21 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pablo Iglesias, junto a la carta anónima amenazante
Pablo Iglesias, junto a la carta anónima amenazante

Iglesias dice que la democracia está "amenazada" por una carta anónima contra él

Pese a la condena general por la misiva amenazante con cuatro cartuchos, el líder de Podemos aprovecha el incidente para arremeter contra la derecha y hacer campaña.

| Yolanda Lorenzo España

La práctica totalidad de la clase política ha repudiado las cartas anónimas amenazantes que, con destino a Pablo Iglesias, Fernando Grande Maslaska y María Gámez (directora de la Guardia Civil), se recibieron en las últimas horas en el Ministerio del Interior.

En las mismas, sin origen conocido y remitidas a Correos, pese a lo cual acabaron en el Ministerio, se amenaza de muerte a los tres cargos públicos, con un texto claramente violento en el que se les exige dimitir o exponerse a ser atacados con proyectiles como los que incorpora el paquete. El propio portavoz popular, el también alcalde de Madrid José Luis Martínez Almeida, ha repudiado las amenazas con nitidez, reclamando eso sí que no se generalice ni criminalice a nadie.

 

En balde, la respuesta del líder de Podemos ha sido a través de un texto en el que, lejos de contextualizar los hechos, los ha convertido en una "amenaza" conjunta a la democracia, con graves acusaciones a la derecha y en concreto, aun sin citarlo por sus siglas, a VOX, el partido que más violencia está soportando en sus mítines sin condena alguna de Iglesias.

"Esto es otra consecuencia más de la normalización y el blanqueamiento del discurso de odio de la ultraderecha. Esto es consecuencia de la normalización mediática de bulos y mentiras contra nosotros. Y también es la consecuencia de la impunidad", ha dicho el candidato.

"No ha habido ni un solo detenido por el atentado contra nuestra sede en Cartagena con un cóctel molotov. El ex legionario que disparó con fuego real contra fotos de miembros del Gobierno mientras reía frente a la cámara, se ha ido de rositas. No ha habido ninguna consecuencia para los militares retirados que hablaban de fusilar a 26 millones de españoles por rojos. ¿Cómo no van a sentir una impunidad absoluta como para enviarnos amenazas de muerte con balas de un fusil de asalto?", añadió.

 

Para terminar con una advertencia: "Si crees que esto no va contigo, te equivocas. Porque no solo me están amenazando de muerte a mí y a mi familia y a cargos del Gobierno y del Estado. Te están amenazando a ti, están amenazando tu derecho a votar a quien te dé la gana y a ejercer tu libertad. Están amenazando la democracia (...). Esto no va de personas ni de partidos, va de defender la libertad y la democracia. Para ser demócrata hay que ser antifascista", concluye su texto.

La respuesta con VOX

Lejos de remitir la polémica, ha crecido en las últimas horas con un anuncio de Iglesias, expresado a primera hora en el transcurso de una entrevista en TVE.  En concreto, el líder de Podemos ha dicho que están valorando no acudir a más debates en los que participe VOX por "amparar el terrorismo" tras conocer que en una entrevista la candidata de este partido, Rocío Monasterio, cuestionara las amenazas de muerte que ha sufrido, con una carta con balas.