| 24 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Un furgón de la UIP apostado a las puertas de Ferraz este martes por la tarde.
Un furgón de la UIP apostado a las puertas de Ferraz este martes por la tarde.

Marlaska envía 15 policías a vigilar la sede vacía del PSOE en plena emergencia

El Ministerio del Interior monta, durante 24 horas, un operativo de seguridad en Ferraz, restando hasta 15 efectivos de la Policía Nacional a las tareas de rescate de la capital.

| María Jamardo España

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha blindado la sede del PSOE en la calle Ferraz, cerrada a cal y canto desde el pasado viernes, con un operativo de seguridad de 24 horas al día. Y ello en pleno colapso de Madrid, paralizada por el temporal de nieve Filomena que atravesó la ciudad el pasado fin de semana.

Tres equipos de la Policía Nacional, de entre cinco y seis efectivos cada uno, tienen la misión de custodiar el edificio socialista en turnos de ocho horas ininterrumpidamente ( de 7 a 15 horas, de 15 a 23 y de 23 a 7), pese a que la situación de emergencia aconsejaría liberar a dichos policías para labores prioritarias que nada tienen que ver con la vigilancia de la sede particular de un partido político, aunque esté en el Gobierno.

Para más inri, el edificio permanece vacío. De hecho este lunes la reunión de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, la primera del año, fue telemática. 

Fuentes policiales consultadas por ESdiario confirman que esta situación inédita se viene prolongando desde hace aproximadamente un año, tras registrarse una pintada en forma de grafiti en la fachada del edificio socialista, y tan sólo se ha prescindido de ella en ocasiones muy concretas.

Entre ellas, por causas de fuerza mayor, durante los días más complicados del temporal, en los que los furgones policiales quedaron inmovilizados en su base. Pero el ministro del Interior se ha dado prisa en restablecer el dispositivo de inmediato en cuanto se han limpiado los accesos y los vehículos han logrado volver a circular.

Casi tanta prisa como la que Grande-Marlaska se dio el domingo en negar que Madrid reúna las condiciones para ser declarada zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil (comúnmente conocida como zona catastrófica).  

Y mientras el ministro del Interior emplea a sus agentes en cuidar de la sede del PSOE, la de Defensa, Margarita Robles, despliega a los suyos, a 1.500 efectivos de la UME y del Ejército de Tierra, para ayudar a devolver la normalidad a calles, carreteras, estaciones y aeropuertos.

 

Este diario ha podido contrastar que este despliegue a las puertas de Ferraz nunca antes se había producido con otras formaciones en el Gobierno. Tal es así que en la céntrica calle de Génova, durante los años en que el Partido Popular estuvo al frente del Ejecutivo, no se conformó ningún dispositivo especial, salvo vigilancia esporádica de los vehículos policiales que, durante su jornada, trabajan en la zona en la que se encuentra la sede del PP.

Con la única excepción de los periodos puntuales en los que se producían asedios organizados frente a la misma o cuando se produjo la colisión de un coche cargado de bombonas contra la puerta principal.