| 30 de Noviembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Félix Bolaños en su visita al Papa
Félix Bolaños en su visita al Papa

Bolaños fue en Falcon a ver al Papa pese a tener 10 vuelos regulares disponibles

El ministro de Presidencia cogió el avión privado la tarde anterior a la visita pese a tener varios enlaces regulares. Han hecho lo mismo los titulares de Agricultura o Industria esta semana

| E. M. España

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, no sólo ha emulado a su compañera de gobierno, la vicepresidenta segunda Yolanda Díaz, en ir a visitar al Papa Francisco en audiencia privada -Díaz fue hace seis meses-. También ha querido imitarla en la forma de ir a Roma y, como la vicepresidenta segunda, cogió el avión oficial, el famoso Falcon, para acudir a su cita con el Santo Padre.

Félix Bolaños cogió el avión privado para viajar a Roma la tarde de antes, sobre las 17:00 horas, pese a que su cita con el Papa era al día siguiente sobre las 12 horas. Pese a coger el vuelo con tiempo y hacer noche en la capital italiana, Bolaños optó por el Falcon frente a los diez vuelos regulares que podía coger en ese periodo de tiempo, una opción mucho más económica y menos contaminante.

 

Además, si el ministro iba en avión privado -que es un medio para ir más rápido-, no se entiende que optara por hacer noche en Roma con el gasto asociado que lleva la estancia tanto del ministro como del séquito de personas que le acompañan.

  

Planas y Maroto igual: en avión privado

No ha sido el único miembro del Gobierno de Pedro Sánchez que ha hecho uso reciente del Falcon. La ministra de Industria, Reyes Maroto, hizo uso del avión privado para asistir a la Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC) celebrada en Ginebra. Maroto podía coger seis vuelos regulares, pero como Bolaños también prefirió el Falcon, y eso que en la cita se dedicó a “promover el desarrollo sostenible”.

 

 

Otro ministro, el de Agricultura, Luis Planas, hizo volar un Falcon vacío a Luxemburgo para que le recogiera para regresar a Madrid. Planas estaba en la reunión del Consejo de Ministros de Agricultura y Pesca de la Unión Europea y prefirió volver a casa en avión privado que en vuelo regular, con el coste añadido de mandar vacío primero el avión.