| 24 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Alberto Rodríguez
Alberto Rodríguez

Podemos suma una condena más, la de Alberto Rodríguez por patear a un policía

Alberto Rodríguez, diputado de Unidas Podemos ha sido finalmente condenado por asestarle una patada a un Policía Nacional durante una manifestación en un municipio de Tenerife en 2014.

| Lidia Fernández España

El diputado de Unidas Podemos Alberto Rodríguez ha sido condenado por el Tribunal Supremo a una pena de prisión de un mes y quince días como autor de un delito de atentado a agentes de la autoridad, con la atenuante muy cualificada de dilaciones indebidas. El incidente probado se produjo en 2014, Rodríguez propinó una patada a un agente de la Policía Nacional durante una manifestación.

Además, la condena conlleva la accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, es decir, no puede ser elegido para cargo público durante la condena, y, según fuentes jurídicas, conlleva la pérdida del escaño en el Congreso de los Diputados, además de una multa de 90 días con cuota diaria de 6 euros lo que supone un total de 540 euros. 

 

Alberto Rodríguez, nunca ha admitido la agresión y siempre ha asegurado que se le juzga por un "montaje" y no por una presunta agresión a un agente del Cuerpo Nacional de Policía. En el marco de su defensa negó haber dado una patada en la rodilla a un policía: "Es imposible. Yo nunca he agredido a ningún agente". Sin embargo, el agente agredido ha ratificado la agresión.

"Estábamos haciendo línea porque había compañeros reduciendo a otros detenidos --durante la manifestación- y su intención -la de Rodríguez- era soltar a otros detenidos. Querían acceder a donde estaban. Nosotros guardábamos la línea, y en el amago de intentar recibo el golpe", ha recordado el policía agredido.

El Tribunal Supremo ratifica la agresión

Sin embargo, se considera probado que el 25 de enero de 2014, en la localidad de La Laguna, con ocasión de la reapertura de la catedral, se organizaron distintos actos a los que estaba previsto que asistiera el entonces ministro de Educación y Cultura, José Ignacio Wert. La Policía organizó un dispositivo en las inmediaciones al tener conocimiento de que se había convocado una manifestación bajo el lema "Rechazo a la LOMCE".

Además, el Supremo añade que, sobre las 11.00 horas de la mañana, tras el vallado trenzado colocado como protección en las proximidades de la catedral se fue congregando un grupo de unas 500 personas que "comenzaron a proferir gritos e insultos contra los agentes y contra el citado ministro".

"En un momento determinado, los congregados comenzaron a arremeter contra el vallado, lanzando las vallas contra los agentes, así como objetos diversos como piedras, botellas de agua y otros", señala la sentencia, que indica que ello "motivó que una unidad policial que estaba preparada como reacción, se situara entre el vallado y los congregados, tratando de mantener la línea de protección, y auxiliando a los agentes que procedían a la detención de aquellos a los que habían visto desarrollar una actitud más agresiva".

El acusado Alberto Rodríguez (...) que en ese momento se encontraba entre los primeros, propinó una patada en la rodilla a un agente de Policía que debidamente uniformado estaba cumpliendo las funciones propias de su cargo

El relato añade que "en el curso de los enfrentamientos físicos que tuvieron lugar entre éstos y agentes policiales, el acusado Alberto Rodríguez (...) que en ese momento se encontraba entre los primeros, propinó una patada en la rodilla a un agente de Policía que debidamente uniformado estaba cumpliendo las funciones propias de su cargo como integrante de la referida unidad policial, el cual, a consecuencia de aquella, sufrió una contusión de la que curó en un día sin impedimento para sus actividades habituales".

Rodríguez es absuelto de un delito leve de lesiones, como consecuencia de la despenalización de las faltas en 2015, aunque tendrá que pagar 50 euros como indemnización de responsabilidad civil al agente del Cuerpo Nacional de Policía al que, según los hechos probados, propinó una patada en una manifestación en enero del 2014 en La Laguna municipio de Tenerife.

El duro informe de la Fiscalía

Según el relato del Ministerio Público, unas 500 personas se reunieron tras el vallado trenzado próximo a la Catedral y protegido por efectivos policiales y comenzaron a gritar: "perros, hijos de puta", "quitaos de en medio, dejad a Wert en nuestras manos".

En un momento dado una mujer, auxiliada por otras personas, comenzó a cortar los lazos que aseguraban la valla, llegando a dejarla pasar por su edad, pero al negarse los agentes a que accediera al interior del templo, volvió al otro lado del vallado, momento en el que el grupo, que había aumentado en unas doscientas personas, comenzó a lanzar los policías y diversos objetos, como piedras, botellas de agua y tomates.

En este contexto sitúa el fiscal a Rodríguez, a quien se acusa de propinar una patada a un policía que a consecuencia de la misma, sufrió una contusión en la rodilla izquierda, requiriendo asistencia y cinco días de recuperación.

Otras condenas en Podemos

Pero esta no es la única sombra que pesa sobre la formación morada ya que otros muchos cargos del partido ya han sido condenados. Uno de ellas es la que pesa sobre la portavoz del partido, Isa Serra, que fue sentenciada por un asunto similar. 

Serra fue condenada a 19 meses de prisión por un delito de atentado a la autoridad por participar en los altercados contra un desahucio en 2014. Se la penó también por un delito leve de lesiones a una multa de cuatro meses, a razón de diez euros diarios (400 euros); por un delito de daños a cuatro meses, con la misma cuota diaria (400 euros), y se le inhabilitó al derecho del sufragio pasivo, lo que el Supremo ya ha ratificado.

También, el portavoz en el Congreso, Pablo Echenique, ha tenido que enfrentarse a la justicia ya que el Tribunal Superior de Justicia de Aragón le condenó a pagar 11.040 euros por contratar en negro a su asistente personal sin pagar los correspondientes seguros sociales.

Además, el representante morado fue condenado por el Juzgado de Primera Instancia número 8 de Leganés,  junto al secretario de Comunicación de Podemos, Juanma del Olmo, a indemnizar con 80.000 a la familia de Manuel López Rodríguez por intromisión ilegítima en su honor, ya que le acusaron de violación, siendo inocente.