18 de Abril de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Pedro Sánchez a finales de noviembre visitó incluso fábricas de vacunas

El Gobierno ya sabe que la vacunación se retrasará meses sobre lo prometido

La situación es agónica y, en el mejor de los casos, no habrá vacunas esta semana ni para terminar el tratamiento de uno de cada tres que lo comenzaron ya y siguen esperando.

 

La vacunación se retrasará hasta el año que viene incluso, y en cualquier caso meses, y España no tendrá inmunizado este verano al 70% de la población, como reiteradamente anunciaron Pedro Sánchez y Salvador Illa desde el verano y, especialmente, el pasado mes de diciembre.

Fuentes próximas al Gobierno reconocen a ESdiario que el retraso en el suministro, ajeno a Moncloa y con consecuencias en toda Europa, hace inviable el calendario actual, algo que públicamente aún no ha reconocido la nueva ministra de Sanidad, Carolina Darias, ni su portavoz para la pandemia, Fernando Simón, que podría "confesarlo" esta misma tarde.

El tibio compromiso arrancado por la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, con AstraZeneca para elevar en nueve millones las 31 millones de dosis apalabradas hasta abril, después del parón, obligarán a demorar el calendario en España. El cupo que ha podido asegurar Bruselas es la mitad del previsto y anunciado hace apenas un mes; y un tercio del que Illa llegó a anunciar en verano.

La situación es, pese a la ausencia de pronunciamientos, casi agónica: hay 970.000 españoles esperando la segunda dosis del tratamiento que ya comenzaron y, oficialmente, algo menos de 300.000 vacunas en las reservas de Sanidad que no dan ni para inmunizar por completo a un tercio de los que fueron pinchados una vez.

 El panorama puede mejorar algo si, entre hoy y el martes, se distribuyen en las Comunidades las supuestas 420.000 dosis de Pfizer y 50.000 de Moderna que Darias dio por seguras, pero aún así faltaría un tercio para culminar la atención a ese millón de ciudadanos con el alma en vilo.

En Europa se guarda silencio pero se es consciente del estrepitoso ridículo hecho con la vacunación

De los que no han recibido siquiera el primer pinchazo, grupos vulnerables y mayores de 80 años previstos en el protocolo, no hay noticias claras de cuándo se retomará el plan inicial. Las mismas fuentes creen que, si las remesas semanales vuelven a estar en torno a las 350.000 unidades, la demora no sería excesiva.

La clave de Merkel

Pero reconocen que no se puede asegurar: AstraZeneca no será una alternativa a corto plazo; el suministro de Pfizer no tiene cifras claras y cerradas y la alternativa de Moderna no tiene la dimensión necesaria. "Por no hablar de que una vez comienzas el tratamiento con una de ellas, no puedes cambiar para la segunda dosis", explican fuentes autonómicas a ESdiario.

La sensación que recorre Europa y los aledaños del Gobierno es que Bruselas ha hecho un "estrepitoso ridículo", según explican fuentes conocedoras del enorme descontento interno que hay por la comparación entre el plan de vacunación en el Continente y, por ejemplo, el del Reino Unido: mientras países como España viven de las migajas, Londres batió el récord de vacunación este fin de semana con casi 600.000 personas inoculadas.

De esto, nadie ni en el Gobierno ni en Bruselas dice nada. Quien más se mueve entre bambalinas, como siempre, es Ángela Merkel: de ella ha salido un intento de convocar hasta a 16 empresas farmacéuticas para coordinar su producción e intentar aumentar el ritmo.

Porque de seguir a este paso, los grupos españoles previstos para la primavera se trasladarán en una parte al verano; los del verano al otoño o invierno próximos y, finalmente, los últimos hasta 2022, aunque se espera que el grueso de la población lo haga en el presente ejercicio. Un horizonte negro que, ahora mismo, es inevitable: cuánto tiempo estará parado el reloj va a depender de la presión que Bruselas logre hacer en el sector. De momento, no ha servido de gran cosa.

Pese a ello, la ministra Darias no ha dudado en volver a afirmar que el plan de tener vacunados al 70% de los españoles en verano se mantiene, sin dar ninguna explicación de cómo lo hará con las actuales reservas y los problemas de suministro que, según anunció Alemania, durarán 10 semanas.