14 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Sánchez, Calvo e Iglesias, este miércoles en el Congreso.
Sánchez, Calvo e Iglesias, este miércoles en el Congreso.

Tezanos irrumpe en el polvorín de Moncloa con un sondeo cocinado en plena bronca

Los morados están en guardia por que se temen una nueva jugada de Sánchez. Este jueves ve la luz el barómetro de febrero para poner nota a los dos socios. Hecho durante la última enganchada.

| M.B España

En plena guerra abierta en el seno de la coalición, irrumpe José Félix Tezanos con su barómetro de febrero. Y en Podemos están alerta por que se temen una nueva maniobra de Moncloa con el CIS, más aún con esta encuesta cuyo trabajo de campo se realizó en plena bronca entre Podemos y el PSOE por la Ley Trans y por la arremetida de Pablo Iglesias contra la calidad de la democracia española.

 

Tras los cruces de declaraciones a partir del 2 de febrero cuando el Ministerio de Igualdad que dirige Irene Montero hizo público el polémico borrador de su propuesta, el día 9, llegó la polémica desatada a raíz de palabras de Iglesias poniendo en cuestión que España sea una democracia plena por la existencia de "presos políticos" y exiliados, en referencia a los independentistas catalanes implicados en el procés.

Cabe recordar que el último barómetro publicado, el de enero, el CIS mantenía al PSOE en cabeza con un respaldo del 30,7% de los votos, superando su dato del mes anterior, pero el PP crecía en una proporción similar y la suma de populares, Vox y Ciudadanos seguía por encima de las dos formaciones de la coalición progresista.

Los socialistas, con ese respaldo del 30,7%, subían 1,2 puntos respecto del dato de diciembre, que fue su peor marca desde las elecciones generales 2019, cuando ganaron con un 28% de los votos. Por contra, Unidas Podemos empeoró sus resultados en el sondeo de enero.

En concreto, los de Pablo Iglesias marcaban un apoyo del 10,7%, su peor dato desde las elecciones generales de noviembre de 2019, cuando se quedó en el 12,85% y 35 diputados.