| 26 de Junio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera
La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera

El tope del precio del gas se convierte en un gran timo: la factura apenas baja

El propio Gobierno reconoce que la medida que aún está pendiente de aprobarse en la UE apenas reducirá la factura de los hogares un 15%.

| Andrea Jiménez España

El Gobierno ha vendido a bombo y platillo su gran logro europeo, poner tope al precio del gas a la hora de calcular el coste de la electricidad. Los dos partidos del Ejecutivo, Podemos y PSOE han intentado colocarse una medalla de cara a los ciudadanos, pero el resultado final ha sido un gran fiasco. Según los propios cálculos gubernamentales se limita al 15,3% la rebaja al consumidor de electricidad medio acogido a la tarifa regulada PVPC durante los 12 meses de aplicación del tope aprobado a la generación de electricidad a partir de gas natural.

Así consta en la memoria de impactos que acompaña el decreto ley aprobado por el Gobierno el pasado viernes 13 de abril y que, pese a que ya está en vigor a partir de su publicación en el Boletín Oficial del Estado, el mecanismo está a expensas de la autorización de la Comisión Europea.

El acuerdo de España y Portugal con las autoridades comunitarias fija un tope medio de 48,75 euros/MWh en los doce meses de aplicación de este mecanismo -hasta el 31 de mayo de 2023- que en los seis primeros meses será de 40 euros/MWh, a aumentar progresivamente hasta los 70 euros/MWh.

La aplicación del tope al 48,75 euros/MWh, estima el Gobierno, resultará un precio de casación marginal resultante de 126,54 euros/MWh, al que habría que sumar el coste del ajuste a pagar por los consumidores, la compensación a las centrales con los precios topados, que de media supondrá 45,17 euros/MWh, según estas estimaciones.

El precio total rondará los 171,70 euros/MWh

La suma del precio total de casación más el ajuste resultaría un total de 171,70 euros/MWh, que al rebajar la bonificación a los consumidores por las rentas de congestión -diferencia entre la electricidad resultante del tope en la Península Ibérica y la de Francia-, que el Gobierno estima en 5,71 euros/MWh de media, acabaría dando como resultado 166 euros/MWh.

Esta cifra supondría una rebaja en el precio de la electricidad del 22% respecto a los 213 euros/MWh que estima a una cotización del gas natural a 96 euros/MWh, valor constante considerado por el Ejecutivo en sus estimaciones.

La bajada media será solo del 15,3%

Al analizar el impacto de la medida sobre las facturas de los consumidores finales, el Gobierno señala que la rebaja media para un consumidor medio (2.400 kWh, 4,1 kW) acogido a PVPC, con la rebaja fiscal vigente y los actuales valores de peajes y cargos del sistema eléctrico, la bajada media será del 15,3%.

Más baja será incluso para el primer mes, pues pese a tener un tope al gas más bajo (40 euros/MWh los primeros seis meses) el Gobierno estima una rebaja del 12,5%, aunque irá creciendo. La razón, explica el Ejecutivo, es que a medida que pasan los meses irán venciendo más contratos a plazo, por lo que la compensación por el ajuste se repartirá entre más agentes.

En todo caso, el aumento progresivo del tope en la segunda mitad del año de aplicación del mecanismo (de 45 euros/MWh en el séptimo mes hasta los 70 euros/MWh del último) repercutirá al alza en el precio de casación y, por tanto, en el precio final a asumir por los consumidores (180 euros/MWh previsto en el último mes de aplicación, con un precio de casación en el 'pool' de 165 euros/Mwh).

Así, a la vista de las cifras que maneja el propio Gobierno, parece evidente que el tope del precio del gas no es la solución al alza de los precios de la electricidad. De hecho, queda muy lejos de las previsiones que había lanzado la propia ministra Teresa Ribera que situaba la rebaja en el mercado mayorista del gas para generación eléctrica (pool) de un 40%.

De esta manera, las cifras de ahorro que se manejaban quedan en nada, ya que si los analistas esperaban una reducción de precios de entre  400 y 500 euros anuales, ahora esta cantidad podría quedar reducida entre 60 y 100 euros al año. Es decir, una rebaja que oscila entre los 5 y los 8,5 euros al mes.