| 26 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Grande-Marlaska en Torrejón.
Grande-Marlaska en Torrejón.

El Gobierno busca un plan B en Ceuta ante el desaguisado creado por Marlaska

Una juez de la ciudad autónoma ha decidido mantener la suspensión de las repatriaciones de menores, para desesperación del ministro. Sánchez se reunirá este miércoles con el presidente Vivas

| L. Moro España

El terremoto ha retumbado en la planta noble del Ministerio del Interior. La titular del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Ceuta ha ordenado este martes mantener la suspensión de la repatriación de nueve menores marroquíes a su país pese a los intentos del departamento de Fernando Grande-Marlaska de salir del atolladero judicial en el que está metido.

Según el auto firmado por la juez, "existen datos bastantes para entender que se podría haber producido una vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva" de estos niños y adolescentes en caso de devolución". 

La onda expansiva ha llegado a la mismísima Moncloa. Allí Pedro Sánchez ha decidido tomar cartas en un asunto que tiene desbordado al titular de Interior y convocar de urgencia al presidente de la ciudad autónoma, Juan Jesús Vivas, este miércoles para analizar la situación. Toda vez que durante los últimos días Vivas ha apoyado esta repatriación, pese a las críticas de la dirección nacional de su partido, el PP, a Grande-Marlaska

Éste intentó primero responsabilizar al Gobierno de Ceuta del operativo para devolver a los menores, invocando un convenio entre España y Marruecos firmado en 2007 pero que no se había aplicado nunca. 

Sin embargo, un correo electrónico filtrado a la prensa demostró que la orden partió directamente del Ministerio del Interior. Es más: una funcionaria había alertado de las irregularidades del proceso en una reunión interna de la que dio cuenta ESdiario, pero no fue escuchada.

 

Con todo, Grande-Marlaska recurrió a la caballería de la Abogacía del Estado para reanudar la repatriación. En el escrito que ésta remitió al juzgado de Ceuta, los letrados se escudaban en la la "situación excepcional" en al ciudad tras la entrada de 1.097 menores a la ciudad autónoma. En eso y en que, jurídicamente, el convenio con Marruecos sirve de marco legal (pese a que choca con la Ley de Extranjería). 

El ministro del Interior ni siquiera tiene previsto comparecer en el Congreso para aclarar lo sucedido. El portavoz de Cs, Edmundo Bal, le pidió este martes que dimita. ·La Justicia tumba los argumentos del Gobierno para tapar su negligencia en las repatriaciones de menores en Ceuta. No hay excusas. Marlaska debe dimitir tras este doble varapalo: ni hay excepción para saltarse trámites, ni es competencia del Gobierno ceutí", señaló.

Pese a que éste sobrevivió a la crisis de Gobierno de julio, su nombre vuelve a estar en la picota. Y además en contraposición al de Margarita Robles, cuya imagen está creciendo con la crisis de Afganistán mientras la del titular de Interior languidece.