| 19 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

La misteriosa frase que Rajoy le regaló a Carlos Herrera por Reyes

El líder del PP volvió con fuerza de vacaciones y sacó a pasear en la COPE el pacto que más teme Podemos y dejaría fuera de juego a Iglesias. A Sánchez le hizo el favor de su vida.

| ESdiario España

Con la situación política al rojo vivo tras el atomizado panorama que dejaron las elecciones del 20D y Cataluña "on fire" tras el rechazo de la CUP a la investidura de Artur Mas, el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, volvió fuerte de las vacaciones y se dejó caer por los micrófonos de Carlos Herrera en COPE este martes víspera de Reyes. Y lo hizo con un regalo sobre la mesa, el de las buenas cifras del paro que habían salido a la luz escasos minutos antes. No obstante, Rajoy se mostró cauteloso: "Nunca me puedo dar por satisfecho con el paro, es un número elevado, pero sí con el cambio de tendencia en la legislatura. Ya hay menos personas en el paro y más en la Seguridad Social que cuando llegamos al gobierno", recordó ahora que cabe la posibilidad de que un nuevo equipo llegue a La Moncloa.

Y es que un Rajoy "en campaña de pactos" defendió "con la mano en el corazón" que de las "tres opciones" que hay ahora para formar gobierno "la más sensata es la de trabajar por la unidad de España". En este sentido, el líder del PP sacó a relucir el acuerdo que lleva varios días dejando caer con todas las letras: "Un Gobierno PP-PSOE-Ciudadanos apoyado por más de 200 diputados". Un presidente del Gobierno en funciones más serio de lo habitual y con pocas ganas de bromas insistió en que "lo que más le conviene a España es lo que han elegido los españoles: un gobierno es un gobierno de 3 partidos de más de 200 diputados presidido por el PP que fue el ganador". A su juicio, "debemos respetar el resultado de las urnas e intentar a aquellas fuerzas políticas de acuerdo en temas esenciales" porque la única opción que hay en España es formar gobierno con las fuerzas políticas moderadas y centradas.

Por más que Herrera intentó buscarle las cosquillas con Pedro Sánchez no lo consiguió. Ni siquiera cuando le preguntó si podría llegar a un acuerdo con alguien que le llamó "deshonesto" hace 20 días: "Es que no hay otra opción" respondió Rajoy: "Buscamos dar un mensaje para que la recuperación económica se siga consolidando" y por eso "en un pacto con PSOE y Ciudadanos yo no tendría líneas rojas". En España puede ser insólito, recordó, pero "en Europa hay gobiernos de coalición. Tenemos que acostumbrarnos en España a que las cosas pueden cambiar" porque "son muchas más las cosas que nos unen que las que nos separan. Con este resultado y apoyos, se pueden hacer más reformas".

Todavía lo intentó Herrera un par de veces más: "¿Hasta dónde está dispuesto a ceder para llegar a un acuerdo con el PSOE?" pero a Rajoy es difícil pillarle a contrapié: "No se trata de ceder, hay cosas que yo no iba a ceder pero es que el PSOE tampoco, forma parte nuestro ADN, a no ser que se volviera loco... A PP, PSOE y C's nos une la unidad nacional, la soberanía nacional, nuestra pertenencia a la UE, crecer y crear empleo...". Y es que lo que más teme es un Gobierno en el que entre Podemos, recordó: "Me preocupa que en España, sigamos creciendo y no venga un gobierno que eche por la borda todo lo conseguido".

Eso sí, no renunciaría a ser presidente para lograr ese gran pacto: él se ha presentado a las elecciones ha elegido su propio candidato y ha ganado y ve "dudosamente democrático" que tenga que renunciar a ser presidente para que el PP gobierne: "Nadie lo ha planteado".

De la misma forma que espera que nadie le cuestione como líder, Rajoy mostró por Sánchez el mismo respeto que el líder del PSOE no le demostró en el famoso cara a cara al que hizo referencia Herrera: "Yo no he hablado con Susana Díaz, sólo con Don Pedro Sánchez", repitió varias veces, "o nos respetamos todos o acabamos teniendo un problema. Es el secretario general y es con quien hablo. Con quien ellos hayan decidido". Pero ¿no le sería más fácil más fácil formar gobierno con Díaz?, insistió el locutor: "No lo sé, yo no debo entrar en eso y a mi no me gusta que lo hagan en mi partido. No debo entrar en las diferentes formas de plantear las cosas dentro del PSOE".

Y es que a Rajoy tampoco le gusta que le cuestionen a nivel interno, por eso recalcó que su idea es volver a presentarse a la Presidencia de su partido, suceda lo que suceda: "Ocurra lo que ocurra, presentaré mi candidatura a presidir el PP". En cuanto a si los que le piden que dé un paso atrás son los mismos que en 2008, el líder popular intentó restar importancia a las rencillas internas tirando de flema gallega: "Esas cosas pasan siempre y de mí las llevo escuchando desde que llegué".

Lo que no le parece de recibo es que el PSOE intente colocar a Patxi López de presidente del Congreso: "Es inaudito. No lo podemos apoyar. Pedro Sánchez pretende la presidencia del Gobierno y del Congreso, y no me parece serio dado que perdió las elecciones", así que "de ninguna manera" votará que López presida las Cortes sino que propondrá un presidente del PP como fuerza más votada.

Lo mismo que "si el Rey me encarga formar Gobierno será mi obligación hacerlo. No puedo renunciar a intentar formar gobierno. El resultado electoral debe ser respetado por todos. Las reglas del juego y los resultados electorales, es bueno que los respetemos todos". 

En cuanto a Cataluña, “lo mejor ahora sería que Mas abandonase sus planteamientos independentistas, pero no creo que pase", dijo Rajoy, “No veo otra salida que volver a celebrar elecciones en Cataluña" porque"cuando las cosas se hacen mal suelen terminar mal".

No podía finalizar la entrevista sin una de las misteriosas sentencias de Mariano Rajoy, que siempre da la sensación de saber mucho más de lo que dice. Así, cuando Carlos Herrera le despidió con un "nos esperan días entretenidos", el presidente en funciones concluyó con un ambiguo "pues sí, pero a lo mejor las cosas se resuelven antes de lo que algunos piensan...". ¿Simple deseo de Reyes, pronóstico o sabe algo que no saben los demás?