| 11 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

El Gobierno confiesa el hachazo a las pensiones que había ido escondiendo

La generación del 'baby boom', los nacidos entre los 50 y los 70 serán los más afectados por los nuevos cambios del Gobierno en materia de pensiones.

| Andrea Jiménez España

El Gobierno ya ha rubricado su acuerdo de pensiones con los agentes sociales. Una reforma que según ha anunciado el propio ministro del ramo, José Luis Escrivá supone un perjuicio para los futuros pensionistas. La generación del 'baby boom', los nacidos entre los 50 y los 70 tendrán que elegir entre trabajar más o cobrar menos.

Sin embargo, el Ejecutivo intenta tratar de esconder este 'hachazo' a las pensiones como si se tratase de un simple "ajuste moderado", que se enmarca en el nuevo mecanismo de equidad intergeneracional que sustituirá al factor de sostenibilidad del sistema.

Escrivá, en declaraciones a TVE, ha explicado que el acuerdo de pensiones alcanzado con los agentes sociales define en términos generales lo que es este mecanismo, que aún está por concretar, para lo que las partes se han dado de plazo hasta el 15 de noviembre. Una vez listo, la idea es introducirlo en la reforma a través de una enmienda al proyecto de ley.

El ministro ha concretado que  el problema de sostenibilidad de las pensiones está "muy concentrado coyunturalmente" en la generación de los llamados 'baby boomers', los nacidos entre finales de los años 50 y hasta más o menos los años 70. 

"Ajuste pequeño" o "trabajar algo más"

Así, según Escrivá, lo que hará el nuevo mecanismo de equidad intergeneracional es hacer que esta generación, que es "más ancha", asuma "algo del esfuerzo" que debe hacerse para moderar el gasto en pensiones durante un periodo concreto de tiempo. 

"Es un ajuste bastante moderado. No verán mermada su pension, podrán elegir entre un ajuste pequeño en su pensión o alternativamente podrían trabajar algo más. Tenemos todavía que concretar los detalles", ha explicado el ministro.

Sánchez: "Es solo el principio de una importante reforma que va a marcar un antes y un después"

Sin embargo, desde el Gobierno se intenta evitar ahondar este asunto y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la rúbrica del acuerdo, se ha limitado a destacar que éste "es solo el principio de una importante reforma que va a marcar un antes y un después en nuestro sistema público de pensiones y lo va a hacer para bien".

Y han destacado como pieza más importante el hecho de que la cuantía a percibir se calcule en función del IPC, además fijar un mecanismo estable de revalorización por el que el 1 de enero de cada año las pensiones subirán la media de las tasas de variación interanual del IPC del año anterior.

El otro hachazo está por llegar

Por otra parte, Escrivá también se ha referido a la ampliación del periodo de cálculo de la pensión, una medida que supuso un choque frontal con su socio de Podemos. Pablo Iglesias se mostró tajante en ese asunto y tildó de línea roja dicha ampliación, ya que supone un reducción en la cuantía a percibir por los pensionistas.

La reforma quedó aparcada, con un gran enfado del ministro por haber aireado las discrepancias en público, y ahora este tema ha vuelto a salir a relucir. Según Escriva, es una cuestión que se abordará el año que viene, en el siguiente bloque de la reforma de las pensiones.

Aún así, ha intentado dulcificarlo asegurando que esta medida debe acompañarse de una "mayor generosidad" en las lagunas de cotización y de la posibilidad de descartar los peores años de cotización.