23 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Sánchez e Iglesias vuelven a ofrecer un trágala judicial a Casado.

Sánchez vuelve a las andadas con el CGPJ con una reforma exprés para maniatarlo

El Gobierno sigue con su intento de "trágala" para el PP. Y, mientras, socialistas y morados han presentado este miércoles una iniciativa para "domesticar" al actual Poder Judicial.

| J.R.V España

Palo y zanahoria, mano tendida al diálogo y política de hechos consumados. La renovación del CGPJ sigue encallada entre Moncloa y el PP pero los dos socios del Gobierno han vuelto este miércoles a las andadas para tratar de limitar la capacidad de movimientos en el fututo del Poder Judicial que ahora preside el magistrado Carlos Lesmes. En concreto, que el máximo órgano judicial pueda seguir cubriendo vacantes en el Supremo, los Tribunales Superiores o las Audiencias Provinciales.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias aseguran querer intentar agotar la vía de la negociación con el PP para renovar el Consejo General del Poder Judicial pero, sin consensuar nada con Pablo Casado, se han lanzado a una nueva reforma exprés en el Congreso que aborde solo la limitación de las funciones de este órgano cuando haya caducado su mandato.

Es decir, dice que su objetivo es que esto se reforme cuanto antes, mientras se intenta sellar definitivamente con los populares un acuerdo, según explican fuentes gubernamentales.

Pero los dos socios en el Consejo de Ministros han vuelto a dejar claro este miércoles que no van a renunciar a la cuestionada reforma -denunciada hasta por Europa- que registraron PSOE y Unidas Podemos en octubre para rebajar la mayoría de tres quintos que ahora se necesita para elegir en el Parlamento a los nuevos miembros del CGPJ.

Los grupos parlamentarios de Adriana Lastra y Pablo Echenique han registrado de forma conjunta este miércoles una nueva Proposición de Ley en el Congreso para limitar las funciones del Consejo General del Poder Judicial cuando haya caducado su mandato, como ocurre en la actualidad. Una copia textual de la polémica iniciativa que presentaron en octubre.

 

 

El motivo de que hayan presentado esta nueva reforma, incluyendo solo este asunto y dejando fuera el sistema de elección de los vocales del CGPJ que designa el Parlamento, es que quieren que este asunto se regule cuanto antes, sin que ello afecte a la vía de negociación abierta con el PP, en la que el Gobierno dice seguir confiando.

Las fuentes consultadas explican que están recibiendo del PP "mensajes contradictorios", ya que aunque en público los de Pablo Casado dicen que es imposible el acuerdo en estos momentos, en privado sí se muestran todavía dispuestos a renovar el CGPJ.

Por ello, el Ejecutivo asegura que quiere agotar esa vía de negociación, si es que existe, sin que ello suponga que el órgano de gobierno de los jueces pueda seguir actuando con plenas facultades aunque lleve en funciones ya dos años.

No obstante, al mismo tiempo Moncloa quiere dejar claro que el tiempo que le dan al PP no es "infinito" y que, por ello, no van a renunciar a tramitar en un futuro su criticado golpe de mano al sistema de elección del CGPJ.