| 13 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Eran tiempos felices: Rovira, Forcadell, Romeva y Junqueras, junto a Artur Mas.
Eran tiempos felices: Rovira, Forcadell, Romeva y Junqueras, junto a Artur Mas.

ERC entra en pánico, hundida, desmoralizada y descabezada por rebelión

Oriol Junqueras, Carmen Forcadell y Raúl Romeva, en prisión. Marta Rovira fugada a Suiza. Toni Comín huido también de la Justicia. El poker de ases de ERC ha quedado fuera de juego.

| Javier Ruiz de Vergara España

La esperpéntica fuga de Marta Rovira ha sido la gota que ha colmado el vaso. Si hay una fuerza política que ha salido mal parada del golpe independentista y el consiguiente desafío al Estado esa es, sin duda, Esquerra Republicana de Catalunya.

La última decisión, en la noche de este jueves -tras la investidura fallida de Jordi Turull-, de Marta Rovira -pocos sabían entonces que había decidido plantar al Supremo y dar la espantada-, Dolors Bassa y Carmen Forcadell de renunciar a su escaño en el Parlament, deja al partido de Oriol Junqueras ante un horizonte desolador. Sus principales referentes están en prisión -y va a ser para largo- o fugados.

Y es que, de un plumazo, el referéndum ilegal del 1-O y la declaración unilateral de independencia ha acabado con las carreras políticas de los principales dirigentes de ERC y de los rostros llamados a ocupar los puestos más importantes de la Generalitat. De hecho, solamente Roger Torrent ha logrado sobrevivir a las investigaciones del Tribunal Supremo, blindado en su cargo de presidente del Parlament.

La fotografía de este viernes no puede ser más gráfica y demoledora para los intereses de ERC, el partido que hasta hace apenas seis meses ocupaba más de la mitad del poder institucional de Cataluña y que en las encuestas figuraba claramente al alza.

Su líder, Oriol Junqueras, en prisión por largo tiempo. Su secretaria general y delfín, Marta Rovira, procesada y prófuga en el extranjero. Procesada y en prisión también la expresidenta de la Cámara, Carmen Forcadell.

Roger Torrent. Las circunstancias le han convertido en el único referente de ERC con el horizonte judicial despejado. De momento.

 

Otro de sus activos más importantes, el exconsejero de Exteriores, Raúl Romeva, también procesado y junto a los anteriores encarcelado y al borde de la inhabilitación para ejercer cargo público. Y otro de sus rostros con más proyección interna, el exconsejero de Sanidad, Toni Comín, prófugo de la justicia, huido a Bélgica, y parece que forzado de forma inminente a renunciar también a su acta de parlamentario.

Fuera de la política, e imputado también, está el exconsejero de Justicia, Carles Mundó, llamado hace meses a ocupar puestos de responsabilidad.

Los alcaldes están llamados a tomar el control de un partido a la deriva. Sin cúpula y sin candidatos con perfil propio para unas nuevas elecciones.

De esta forma, el Consell Nacional de ERC reunido en la noche de este jueves constató en que situación ha quedado el partido de Junqueras. Su principal activo político, Roger Torrent, tiene destino institucional para cuatro años, salvo que haya nuevas elecciones en julio. Se da por seguro que tendrá entonces que hacerse con las riendas de la formación independentista. Su otro referente ahora va a ser el portavoz de la ejecutiva y en el Parlament, Sergi Sabral.

Fuentes consultadas por ESdiario dan por hecho que, como sucedió en el caso del propio Junqueras, que tomó el relevo de Josep Lluis Carod Rovira y Joan Puigcercós, los nuevos referentes de ERC procedan del ámbito municipal. Se busca alcalde para liderar el desastre.

Tal vez, poniéndose la venda antes que la herida, su diputado en el Congreso, Gabriel Rufián, tiraba de historia este viernes para llamar a la calma a sus bases. 

"Tengo el honor de representar a un partido con 87 años de historia impoluta, en el Congreso de los Diputados, y puedo asegurar que hay un montón de gente que lo haría mucho mejor que nosotros. Que nadie se preocupe que el liderazgo de Esquerra está garantizado", ha dejado dicho. Pero el camino no parece fácil. Y menos a un año de otra cita electoral decisiva: municipales y europeas.