22 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Otro bochorno se avecina sobre el Congreso. Si nadie lo impide, el próximo miércoles.

El circo de Irene Montero, Rufián y Errejón que nadie quiere impedir

Si nadie lo impide, el hemiciclo va a volver a ser protagonista la próxima semana de un nuevo bochorno. Lo dicen los precedentes de los arranques de las dos últimas legislaturas.

| ESdiario España

Pataleos, abucheos, promesas surrealistas, alegatos populistas. Un nuevo bochorno se cierne sobre la sede de la soberanía nacional. El Congreso se vestirá de gala para arrancar oficialmente la nueva legislatura salida de las urnas del 10-N y, si nadie lo impide, Podemos, Más País, ERC, Junts y Bildu volverán a convertir el hemiciclo en un aquelarre.

Los diputados que fueron elegidos en los comicios generales del pasado 10 de noviembre jurarán o prometerán la Constitución en la sesión constitutiva del nuevo Congreso, prevista para este martes, sin que el Tribunal Constitucional haya resuelto aún sobre los recursos presentados por PP y Ciudadanos contra las distintas fórmulas de acatamiento utilizadas por algunos diputados en la pasada legislatura.

Según han confirmado fuentes jurídicas, el Constitucional ni siquiera ha admitido a trámite aún los recursos que los populares y el partido naranja registraron antes del verano, por lo que todo apunta a que este asunto se demorará en el tiempo.

La XIII legislatura, que apenas duró cinco meses, tuvo un bronco arranque puesto que diversos diputados acataron la Carta Magna añadiendo a los habituales "sí juro" o "sí prometo" distintas 'coletillas'.

"Por la democracia y los derechos sociales", apuntaron algunos diputados de Unidas Podemos; "Por España" dijo el presidente de Vox, Santiago Abascal; o los 'clásicos' "por imperativo legal" que pronuncian siempre los nacionalistas del PNV o los independentistas de Bildu, Esquerra Republicana o Junts.

Pero, en la última sesión constitutiva, la del 21 de mayo, los diputados de Esquerra y Junts, entre los que se encontraban el presidente de ERC, Oriol Junqueras, y los otros tres presos del procés de Junts, prometieron la Constitución por imperativo legal y lo hicieron, además, "con lealtad" al mandato del referéndum del 1 de octubre.

 

 

"Desde el compromiso republicano, como preso político y por imperativo legal", se escuchó decir, por su lado, a Junqueras, y "por la libertad de los presos y exiliados políticos, y por la República Catalana", a su portavoz en el Congreso, Gabriel Rufián.

Así las cosas, el PP, primero, y Ciudadanos, después, decidieron presentar sendos recursos de amparo al Tribunal Constitucional contra la decisión de la Mesa del Congreso puesto que cree que los diputados soberanistas no cumplieron con el requisito de juramento o promesa de acatamiento de la Carta Magna previsto en distintas normas, vulnerando así la propia doctrina del Constitucional.

Ambas partidos consideran una falta de respeto a la soberanía nacional y a las instituciones las fórmulas utilizadas por estos parlamentarios, con la que creen que "humillaron a todos los españoles" y se "mofaron de las leyes". Si nadie lo impide, este martes la humillación se volverá a repetir.