| 26 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El independentismo, los partidos y sus "brazos civiles" aceleran para preparar su respuesta a la sentencia.
El independentismo, los partidos y sus "brazos civiles" aceleran para preparar su respuesta a la sentencia.

Así se prepara el independentismo para incendiar Cataluña cuando Marchena hable

Un sindicato convoca huelga general el 11-O, este martes habrá un acto oficial de Torra y Aragonés, y la ANC diseña un plan para el "colapso total" tras la sentencia del Supremo.

| M.B España

Mientras Pedro Sánchez remolonea inmerso en su precampaña -ni siquiera se plantea enviar a la Generalitat el requerimiento previo a la aplicación del 155- y mientras desoye la petición de aplicación de la Ley de Seguridad Ciudadana para que el Ministerio del Interior asuma el mando de los Mossos, el independentismo se reorganiza.

Llega este martes el aniversario del referéndum ilegal del 1-O y se anuncia desde el Tribunal Supremo la sentencia del procés durante la primera quincena de octubre, y las primeras acciones de los distintos brazos radicales de la Generalitat, millonariamente subvencionados la mayoría de ellos, anuncian sus primeros pasos.

Los dos partidos "nodriza", ERC y Junts, darán detalles de sus planes dentro de 24 horas pero algunas provocaciones al Estado están ya confirmadas. Son, amenazas en toda regla.

La primera, la del sindicato CSC, que ha convocado para el próximo viernes 11 de octubre una huelga general de 00.00 a 24.00 en toda Cataluña, con una disculpa curiosa como poco: por un salario mínimo de 1.200 euros y motivos laborales.

La convocatoria de la huelga ha sido registrada este mediodía ante la sede de la Consejería de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat, así como de Fomento del Trabajo y Pimec, que también ha informado del paro.

En teoría, este sindicato próximo a la CUP y a los sectores más antisistema del soberanismo, reclama la derogación de las reformas legislativas de trabajo y seguridad social, un salario mínimo de 1.200 euros, una Inspección de trabajo dotada de recursos suficientes, igualdad de género en el mundo laboral y superación de la brecha salarial.

También la recuperación del poder adquisitivo de salarios y pensiones y la garantía de éstas, como recoge en un comunicado la patronal Pimec, que está pendiente de recibir la orden de servicios mínimos preceptiva de la Consejería de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat.

Autopistas y carreteras, serán de nuevo objetivo prioritario de los radicales para colapsar Cataluña.

 

Por su parte, los partidos y entidades independentistas darán este martes algunos detalles sobre cómo serán las movilizaciones previstas para responder a la sentencia del juicio del 1-O.

En sendos comunicados, JxCat, ERC, la CUP, ANC y Òmnium han anunciado a mediodía del martes una rueda de prensa conjunta "de presentación del marco de las movilizaciones a las puertas de la sentencia del Tribunal Supremo".

El acto se celebrará en los jardines de la Sedeta de Barcelona y, además de representantes de los partidos y entidades, asistirán "una importante representación de entidades y actores de la sociedad civil catalana" vinculadas al soberanismo.

Previamente, a las 11.00 horas el Govern celebrará el acto Compromís del Primer d'Octubre en el Patio de los Tarongers del Palau de la Generalitat, en el que participará Quim Torra, el vicepresidente, Pere Aragonès, y el resto de consellers y altos cargos del Ejecutivo.

Esquerra también va a conmemor el 1-O en un acto propio en Fonollosa (Barcelona) a las 18.30 horas y las delegaciones de la ANC han convocado varias movilizaciones y actos en diferentes puntos del territorio, como una manifestación en Barcelona y una marcha hasta la prisión de Lledoners.