26 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
García-Page y Ayuso en un encuentro reciente.

Page desató la cacería fiscal contra Madrid un mes antes que Rufián

El presidente de Castilla-La Mancha, "vecino" de Díaz Ayuso, defendió la misma tesis que ahora esgrime ERC para cercenar la autonomía tributaria de Madrid y anunció una iniciativa legal.

| L. Moro España

Tal vez pensó Pedro Sánchez que el debate sobre la armonización fiscal iba a provocar grietas entre las comunidades del PP, pero nada más lejos de la realidad. A lo largo de la semana los presidentes del PP han cerrado filas con Isabel Díaz Ayuso. Si hay que hablar de armonizar, que sea a la baja, le han dicho al inquilino de La Moncloa.

Sin embargo, en su lucha contra la autonomía tributaria de la Comunidad de Madrid Gabriel Rufián sí ha encontrado como aliados a los presidentes regionales socialistas. Y especialmente entusiasta de esta tesis es el castellano-manchego Emiliano García-Page, vecino de Díaz Ayuso.

El socialista defendió la tesis de Rufián antes que el propio portavoz de ERC en el Congreso. García-Page ya se quejó el mes pasado de las comunidades que "regalan los impuestos" en perjuicio del resto. No dio nombres pero era evidente a quién iba dirigido el dardo. 

 

Ocurrió durante el último debate sobre el estado de la región en las Cortes de Castilla-La Mancha, los pasados 7 y 8 de octubre. Entonces el presidente de Castilla-La Mancha anunció que iba a promover una iniciativa legislativa para que el Gobierno central apruebe una "normativa de armonización y de convergencia fiscal autonómica, que se pague lo mismo en todos los sitios, independientemente de quién gobierna, que no se haga política y demagogia fiscal".

Eso sí: aclaró que sin tocar los privilegios fiscales del País Vasco y Navarra. "No porque pudiéramos o no discutir de ello, sino porque no quiero abrir más melones constitucionales de los que ya se encargan de abrir todos los días unos y otro", se disculpó. 

Según García-Page, "en los últimos años los ciudadanos están viendo cómo hay comunidades autónomas -las que tienen más dinero, las que se benefician del valor añadido de todo el país, no del suyo, el de todos- que están pervirtiendo por completo las competencias".

El presidente de Castilla-La Mancha habló expresamente de dumping fiscal: "Cuando yo veo que se hace dumping fiscal, cuando se beneficia uno de muchas cosas, y eso lo convierte, aunque sea a veces simbólicamente, en una especie de espacio, iba a decir 'a la Suiza'; no, no me gusta por no tentar a nadie ni que nadie se sienta ofendido, pero un espacio en el que puede haber privilegios fiscales, pues no. Privilegios fiscales regionales cero", remachó.

Y se preguntó: "¿Qué es eso de vivir aquí, hacer como que uno, cuando fallece, fallece en otra comunidad porque le regalan los impuestos, y luego enterrarse aquí? ¿Qué es eso, además de una obscenidad? Eso es una barbaridad". 

Este viernes el presidente del PP castellano-manchego, Paco Núñez, tildó de "sorprendente" el hecho de que la propuesta de Rufián coincida con la de García-Page y anunció que su partido "va a dar la batalla para evitar que el PSOE, pactando con ERC, quieran aplicar subidas de impuestos en Madrid o Castilla-La Mancha para recaudar más dinero para Cataluña".